viernes, 3 de marzo de 2017

Reseña: La Isla del Coco

Bianca Aparicio Vinsonneau | Círculo Rojo Editorial | 9788491407539 | 432 págs. | 14,95€

Amparado por las sombras de la noche, el mayor tesoro de la Corona española abandona las costas del Perú escondido en las entrañas de un navío mercante bajo la amenaza de la pérdida del virreinato. Es, sin duda, una carga demasiado tentadora para el capitán William Thompson. Con las manos manchadas de sangre, huye hasta la isla del Coco para ocultar el gran Tesoro de Lima. Lo que debía haberle traído riqueza y fortuna, acaba resultando ser una maldición que le aleja de su hogar y le lleva a perder a sus seres queridos. Tras su muerte, tan solo su hija sabe de la extraña historia de una lejana isla deshabitada, en cuyas profundidades se oculta un inmenso tesoro. Acompañados de un diminuto plano dibujado por la temblorosa mano de su padre, Clara y su esposo August deciden iniciar un viaje cargado de esperanzas. No imaginan que, tras el brillo del oro español, no hay más que oscuridad.

Con anterioridad, hemos tenido el placer de reseñar en este blog la primera novela a manos de esta autora, que nos dejó fascinados tanto por la frescura del tema (entendida como toda una novedad si tenemos en cuenta la mayor parte de las temáticas que se tratan actualmente) como por la impresionante investigación detrás del relato. La isla del coco no nos ha decepcionado si atendemos a estos mismos aspectos, puesto que estamos ante una novela de aventuras con tintes históricos, crudeza y realismo junto con un toque de fantasía, personajes carismáticos y un par de generaciones tras el oro de la Corona española. No puedo sino empezar transmitiendo mi admiración a Bianca por su interés en la documentación y el cuidado de cada detalle a la hora de abordar cada relato, lo que permite al lector aproximarse de forma amena e interesante a un momento histórico, una serie de acontecimientos, desconocidos para muchos, que han dado lugar a una rica historia.


Lo primero que he de decir es que el relato es ameno y fluido, se lee con facilidad a pesar de ese fondo histórico, si bien, no hace falta ser un experto en el mismo, al contrario, se va desgranando con el avanzar de la trama y el desarrollo de los personajes, lo que es de agradecer. Como ya he comentado, se trata de una novela histórica, pero no por ello exenta de aventuras, ya que nos vamos a encontrar en situaciones tan variopintas como el navegar de un barco (pirata), el volver a empezar de cero en un paraíso tropical o el hecho de buscar un tesoro escondido a la par que se intenta repoblar una isla aislada en pleno Pacífico.
No obstante, bien es verdad que el hecho de ser sumamente fiel a una realidad conlleva una serie de problemas, y es que a veces la historia está plagada de mucho detalle, mientras que otros momentos son mucho más generales (normal, es decir, estamos ante el desarrollo de dos generaciones de una misma familia, es un buen puñado de años), abarcando bastantes años, que quedan un tanto desdibujados. Es comprensible, ya que así la lectura se hace mucho más amena, pero igualmente, a mí parecer, hay momentos y personajes en los que me hubiera gustado profundizar más (a título de ejemplo, la colonización de la Isla del Coco y todas las dificultades que supuso).
Los personajes son variados, y personalmente, secundarios como Guadalupe y Orlando son de mis favoritos por esos tintes de humor y romanticismo que aportan a la trama. Las dos generaciones, es decir, tanto William como Clara, son personas que tienen sus propios demonios, su pasado y sus cargas, que se reflejan en su comportamiento, no siempre agradable, dotando de un mayor realismo a la trama, así como haciéndola más intensa.
Por cierto, no puedo terminar la reseña sin agradecerle a Bianca su interés por colaborar de nuevo con nosotros y hacernos llegar un ejemplar de su novela, así como por la dedicatoria en su interior. Esperamos que esta novela guste tanto o más como nos ha gustado a nosotros.

En resumidas cuentas, esta es una novela para los amantes de la aventura, aquellos que aún sueñan con tesoros escondidos en islas perdidas en pleno océano, paraísos por conocer y leyendas sobre riquezas malditas. Instructivo y divertido a partes iguales, un reflejo de interés y constancia, además de cuidado y respeto por la historia.


By: @María

viernes, 3 de marzo de 2017

Reseña: La Isla del Coco

Bianca Aparicio Vinsonneau | Círculo Rojo Editorial | 9788491407539 | 432 págs. | 14,95€

Amparado por las sombras de la noche, el mayor tesoro de la Corona española abandona las costas del Perú escondido en las entrañas de un navío mercante bajo la amenaza de la pérdida del virreinato. Es, sin duda, una carga demasiado tentadora para el capitán William Thompson. Con las manos manchadas de sangre, huye hasta la isla del Coco para ocultar el gran Tesoro de Lima. Lo que debía haberle traído riqueza y fortuna, acaba resultando ser una maldición que le aleja de su hogar y le lleva a perder a sus seres queridos. Tras su muerte, tan solo su hija sabe de la extraña historia de una lejana isla deshabitada, en cuyas profundidades se oculta un inmenso tesoro. Acompañados de un diminuto plano dibujado por la temblorosa mano de su padre, Clara y su esposo August deciden iniciar un viaje cargado de esperanzas. No imaginan que, tras el brillo del oro español, no hay más que oscuridad.

Con anterioridad, hemos tenido el placer de reseñar en este blog la primera novela a manos de esta autora, que nos dejó fascinados tanto por la frescura del tema (entendida como toda una novedad si tenemos en cuenta la mayor parte de las temáticas que se tratan actualmente) como por la impresionante investigación detrás del relato. La isla del coco no nos ha decepcionado si atendemos a estos mismos aspectos, puesto que estamos ante una novela de aventuras con tintes históricos, crudeza y realismo junto con un toque de fantasía, personajes carismáticos y un par de generaciones tras el oro de la Corona española. No puedo sino empezar transmitiendo mi admiración a Bianca por su interés en la documentación y el cuidado de cada detalle a la hora de abordar cada relato, lo que permite al lector aproximarse de forma amena e interesante a un momento histórico, una serie de acontecimientos, desconocidos para muchos, que han dado lugar a una rica historia.


Lo primero que he de decir es que el relato es ameno y fluido, se lee con facilidad a pesar de ese fondo histórico, si bien, no hace falta ser un experto en el mismo, al contrario, se va desgranando con el avanzar de la trama y el desarrollo de los personajes, lo que es de agradecer. Como ya he comentado, se trata de una novela histórica, pero no por ello exenta de aventuras, ya que nos vamos a encontrar en situaciones tan variopintas como el navegar de un barco (pirata), el volver a empezar de cero en un paraíso tropical o el hecho de buscar un tesoro escondido a la par que se intenta repoblar una isla aislada en pleno Pacífico.
No obstante, bien es verdad que el hecho de ser sumamente fiel a una realidad conlleva una serie de problemas, y es que a veces la historia está plagada de mucho detalle, mientras que otros momentos son mucho más generales (normal, es decir, estamos ante el desarrollo de dos generaciones de una misma familia, es un buen puñado de años), abarcando bastantes años, que quedan un tanto desdibujados. Es comprensible, ya que así la lectura se hace mucho más amena, pero igualmente, a mí parecer, hay momentos y personajes en los que me hubiera gustado profundizar más (a título de ejemplo, la colonización de la Isla del Coco y todas las dificultades que supuso).
Los personajes son variados, y personalmente, secundarios como Guadalupe y Orlando son de mis favoritos por esos tintes de humor y romanticismo que aportan a la trama. Las dos generaciones, es decir, tanto William como Clara, son personas que tienen sus propios demonios, su pasado y sus cargas, que se reflejan en su comportamiento, no siempre agradable, dotando de un mayor realismo a la trama, así como haciéndola más intensa.
Por cierto, no puedo terminar la reseña sin agradecerle a Bianca su interés por colaborar de nuevo con nosotros y hacernos llegar un ejemplar de su novela, así como por la dedicatoria en su interior. Esperamos que esta novela guste tanto o más como nos ha gustado a nosotros.

En resumidas cuentas, esta es una novela para los amantes de la aventura, aquellos que aún sueñan con tesoros escondidos en islas perdidas en pleno océano, paraísos por conocer y leyendas sobre riquezas malditas. Instructivo y divertido a partes iguales, un reflejo de interés y constancia, además de cuidado y respeto por la historia.


By: @María