lunes, 16 de marzo de 2015

Reseña: Hanzô. El camino del asesino (vols. 1, 2, 3)

De la mano de

Título: Hanzô. El camino del asesino (1, 2, 3)
Autor: Kazuo Koike, Gôseki Kojima
Editorial: ECC
Año de publicación: 2014
Páginas: 450
ISBN: 978816255481 / 9788416303595
Precio: 14, 95€

"Hanzô, el camino del asesino narra la vida de Hattori Hanzô, un extraordinario ninja que tiene como misión servir y proteger al señor Tokugawa Ieyasu, un joven shôgun que quiere unificar Japón. Pero antes de que este pueda convertirse en un líder influyente, ambos deben crecer , aprender y madurar. Hanzô, como su vigilante secreto en la sombra, no solo le enseña los variados y numerosos talentos de los hombres de Iga, sino que de la estrecha convivencia con su señor termina naciendo una fuerte relación de amistad entre ambos.
Esta obra, escrita entre 1978 y 1984, afianzó la carrera del tándem artístico formado por Kazuo Koike y Gôseki Kojima, que se dieron a conocer algunos años antes con El lobo solitario y su cachorro. Con esta primera obra consiguieron un gran reconocimiento, no solo en el país nipón, sino también internacionalmente, dando origen a una carrera llena de éxitos."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editoria ECC el envío de estos ejemplares a los que tenía unas ganas tremendas por tratarse de un estilo de dibujo completamente diferente a lo que estoy acostumbrada a leer y también por la historia que cuentan, con ese matiz histórico que personalmente, me encanta, por ser una interesante forma de aproximarnos a la historia de Japón. Una edición preciosa en la que vale la pena invertir (a pesar de que el precio pueda parecer un poco alto, son casi 500 páginas por tomo, entre las cuales no hay ni un hueca desaprovechado, es una pasada) tanto por la historia y su calidad, el dibujo y el particular estilo de estos autores.

Hanzô nos cuenta la historia de un suppa, una especie de ninja del antiguo Japón, dotado de una serie de habilidades como el sigilo, la lucha, el engaño... Su protagonista, del mismo nombre, tiene la misión de proteger a Ieyasu Tokugawa, hecho rehén por el señor del lugar. A través de los tomos, se nos cuentan las aventuras de estos personajes, las intrigas por parte de los señores feudales, matrimonios de conveniencia, infidelidades, lucha, guerra, sangre.
Todo ello, con un estilo de dibujo muy cuidado y realista, sin censura, que no duda en mostrar desde los aspectos más bellos a los más grotescos de la realidad. Algo que me ha llamado la atención y que me gusta es ese realismo de las escenas, que no opta por representar a personajes bellos de rostro agradable, todo lo contrario. También, el hecho de que se trate de una historia real, un manga histórico con una ambientación y dibujo (del que ya he hablado) deliciosos.

En cuanto a la historia, la verdad es que se me ha hecho amena y entretenida, aunque en algunos momentos andaba un poco perdida con el tema de los nombres y personajes que van apareciendo en escena, aunque la caracterización de los mismos ayuda bastante a distinguirlos. Muchas veces, predomina la acción y las intrigas políticas, dando lugar a escenas dinámicas y entendibles (algo que se agradece porque yo siempre me pierdo en temas de luchas). Lo que me gusta es la capacidad que tiene el autor de sintetizar la cruda realidad con escenas mucho más tiernas, otras desagradables, divertidas... en fin, todo un conglomerado de realidades y situaciones con las que el lector puede trasladarse al pasado del archipiélago nipón.

En cuanto a los personajes, Hanzô, al ser el protagonista, me parece el más interesante, tanto por sus capacidades físicas como mentales. Realmente, el entrenamiento por el que ha tenido que pasar o dota de una gran habilidad para la estrategia, y a lo largo de la historia que he podido leer (aún quedan tomos por delante) comsigue salir de bastantes situaciones de forma airosa y elegante. También, no se puede olvidar su honradez y fidelidad para con su señor. Ieyasu es harina de otro costal, la verdad es que al principio le cogí un poco de manía por su actitud infantil y algunas cosillas suyas un poco fuera de lugar (en un principio se presenta como un joven obeso, estúpido y pervertido). Sin bien, con el transcurso de la historia, se pone de relieve su madurez y el cambio presente, lo que dota a la historia de un mayor realismo, y a Ieyasu, de un mayor carisma, todo sea dicho.

En resumidas cuentas, no podemos dejar de recomendar esta obra a todos aquellos interesados en la historia de Japón, que busquen probar con un estilo nuevo, una trama mucho más adulta y un dibujo fantástico. El tercer volumen me ha dejado con los dientes largos y no puedo esperar para conocer el desenlece de cierto pacto.

4 de 5

lunes, 16 de marzo de 2015

Reseña: Hanzô. El camino del asesino (vols. 1, 2, 3)

De la mano de

Título: Hanzô. El camino del asesino (1, 2, 3)
Autor: Kazuo Koike, Gôseki Kojima
Editorial: ECC
Año de publicación: 2014
Páginas: 450
ISBN: 978816255481 / 9788416303595
Precio: 14, 95€

"Hanzô, el camino del asesino narra la vida de Hattori Hanzô, un extraordinario ninja que tiene como misión servir y proteger al señor Tokugawa Ieyasu, un joven shôgun que quiere unificar Japón. Pero antes de que este pueda convertirse en un líder influyente, ambos deben crecer , aprender y madurar. Hanzô, como su vigilante secreto en la sombra, no solo le enseña los variados y numerosos talentos de los hombres de Iga, sino que de la estrecha convivencia con su señor termina naciendo una fuerte relación de amistad entre ambos.
Esta obra, escrita entre 1978 y 1984, afianzó la carrera del tándem artístico formado por Kazuo Koike y Gôseki Kojima, que se dieron a conocer algunos años antes con El lobo solitario y su cachorro. Con esta primera obra consiguieron un gran reconocimiento, no solo en el país nipón, sino también internacionalmente, dando origen a una carrera llena de éxitos."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editoria ECC el envío de estos ejemplares a los que tenía unas ganas tremendas por tratarse de un estilo de dibujo completamente diferente a lo que estoy acostumbrada a leer y también por la historia que cuentan, con ese matiz histórico que personalmente, me encanta, por ser una interesante forma de aproximarnos a la historia de Japón. Una edición preciosa en la que vale la pena invertir (a pesar de que el precio pueda parecer un poco alto, son casi 500 páginas por tomo, entre las cuales no hay ni un hueca desaprovechado, es una pasada) tanto por la historia y su calidad, el dibujo y el particular estilo de estos autores.

Hanzô nos cuenta la historia de un suppa, una especie de ninja del antiguo Japón, dotado de una serie de habilidades como el sigilo, la lucha, el engaño... Su protagonista, del mismo nombre, tiene la misión de proteger a Ieyasu Tokugawa, hecho rehén por el señor del lugar. A través de los tomos, se nos cuentan las aventuras de estos personajes, las intrigas por parte de los señores feudales, matrimonios de conveniencia, infidelidades, lucha, guerra, sangre.
Todo ello, con un estilo de dibujo muy cuidado y realista, sin censura, que no duda en mostrar desde los aspectos más bellos a los más grotescos de la realidad. Algo que me ha llamado la atención y que me gusta es ese realismo de las escenas, que no opta por representar a personajes bellos de rostro agradable, todo lo contrario. También, el hecho de que se trate de una historia real, un manga histórico con una ambientación y dibujo (del que ya he hablado) deliciosos.

En cuanto a la historia, la verdad es que se me ha hecho amena y entretenida, aunque en algunos momentos andaba un poco perdida con el tema de los nombres y personajes que van apareciendo en escena, aunque la caracterización de los mismos ayuda bastante a distinguirlos. Muchas veces, predomina la acción y las intrigas políticas, dando lugar a escenas dinámicas y entendibles (algo que se agradece porque yo siempre me pierdo en temas de luchas). Lo que me gusta es la capacidad que tiene el autor de sintetizar la cruda realidad con escenas mucho más tiernas, otras desagradables, divertidas... en fin, todo un conglomerado de realidades y situaciones con las que el lector puede trasladarse al pasado del archipiélago nipón.

En cuanto a los personajes, Hanzô, al ser el protagonista, me parece el más interesante, tanto por sus capacidades físicas como mentales. Realmente, el entrenamiento por el que ha tenido que pasar o dota de una gran habilidad para la estrategia, y a lo largo de la historia que he podido leer (aún quedan tomos por delante) comsigue salir de bastantes situaciones de forma airosa y elegante. También, no se puede olvidar su honradez y fidelidad para con su señor. Ieyasu es harina de otro costal, la verdad es que al principio le cogí un poco de manía por su actitud infantil y algunas cosillas suyas un poco fuera de lugar (en un principio se presenta como un joven obeso, estúpido y pervertido). Sin bien, con el transcurso de la historia, se pone de relieve su madurez y el cambio presente, lo que dota a la historia de un mayor realismo, y a Ieyasu, de un mayor carisma, todo sea dicho.

En resumidas cuentas, no podemos dejar de recomendar esta obra a todos aquellos interesados en la historia de Japón, que busquen probar con un estilo nuevo, una trama mucho más adulta y un dibujo fantástico. El tercer volumen me ha dejado con los dientes largos y no puedo esperar para conocer el desenlece de cierto pacto.

4 de 5