viernes, 13 de febrero de 2015

Reseña: Sandy y la guerra de los sueños

De la mano de:

Título: Sandy y la guerra de los sueños
Autor: William Joyce, Laura Geringer
Editorial: Bambú
Año de publicación: 2014
Páginas: 240
ISBN: 9788483433089
Precio: 11,90 €

"¡Katherine ha desaparecido! Una fuerza misteriosa, la Madre Naturaleza, se los llevó a ella y a Sombra en un remolino de relámpagos y granizo. La astucia y la maldad de Sombra no conocen límites, y ahora tiene una aliada más en su lucha para convertir las vidas de Santoff Claussen en terroríficas pesadillas. Por suerte, desde la Isla de las Arenas Dormideras llega
Sanderson Mansnoozie. Pequeño y silencioso, Sandy tiene la experiencia y la fortaleza que los Guardianes necesitan.
Habrá que ver si, con su calma prodigiosa y su habilidad para cumplir deseos, es capaz de detener a Sombra y a la
Madre Naturaleza antes de que Katherine quede atrapada para siempre en el mundo de las pesadillas."

OPINIÓN PERSONAL

Esta vez se me había pasado por alto este volumen, y ya incluso daba por hecho que había dejado de editarse la saga, pero ver por fin entre mis manos uno más de los libros de William Joyce me ha dado una excusa más para continuar con estos mundos fantásticos tan bien traídos. Como ya dije la vez anterior, no pensaba que Nicolás San Norte y la batalla contra el Rey de las Pesadillas fuera a tener una historia demasiado buena, y aunque Conejo de Pascua y su ejército en el centro de la Tierra hace que todo sea un poco más extraño, en El hada reina de los dientes encontramos a un grupo homogéneo que puede que sólo un adulto sea capaz de apreciar.

La verdad es que el concepto de Sandman es algo que he encontrado repetido muchas veces y en cada una de ellas es llevado de una manera completamente diferente. Para muestra un botón, y es que no hay nada que comparar entre el de William Joyce y el de Neil Gaiman. Sin embargo, creo que Joyce ha conseguido crear un personaje redondo, mucho más tierno y simpático. Una vez más, desconocemos su origen (aunque imagino que se hablará sobre él en Sandy), aunque su forma de actuar, sus gestos mudos, sus sonrisas sinceras y su forma de comprender los sueños y deseos de la gente hacen que se convierta en el más adorable de los guardianes y uno de los pocos en haber sido plasmados tal cual en la gran pantalla.
Encontramos también a un Luz Nocturna que por primera vez habla (y reconozco que soy incapaz de ponerle voz) y que, parece ser, comienza a entrar poco a poco en el mundo de los adultos. Me gusta que empiecen a meter la transición de los protagonistas más jóvenes. También me gusta mucho la idea del personaje de Madre Naturaleza, aunque su transformación es tal vez algo forzada, sencilla y siguiendo la línea de todos los personajes, encajando bastante bien en el universo de Joyce, pero creo que me faltan un par de piezas para terminar de hacérseme creíble, la verdad.

En cuanto a la trama, continúa en la misma línea de luchar contra sombra, aunque me alegra encontrar que no se le erige ya como el mal absoluto, sino que también hay otros impedimentos. Sin embargo, Sombra comienza a sobrarme, me surgen nuevos enemigos que podrían dar lugar a algo más allá de la división tripartita de todos los libros anteriores: Llega un nuevo guardián, planteamiento de un problema y batalla final contra Sombra. Más aún después de saber toda su vida en este tomo. Pobre hombre, se merece algo mejor.

La verdad es que hasta ahora creo que encuentro en Sanderson Mansnoozie el personaje mejor construido, o al menos mejor caracterizado, de toda la saga, aunque la trama, si bien más adulta, es algo reiterativa. Continúo pensando que son libros para acompañar la infancia de los niños, pero creo también que la idea del crecimiento está implícita, y eso debería verse reflejado de alguna manera. Vuelvo a repetir: Una aventura muy disfrutable para los niños y los no tan niños.

3'5 de 5

viernes, 13 de febrero de 2015

Reseña: Sandy y la guerra de los sueños

De la mano de:

Título: Sandy y la guerra de los sueños
Autor: William Joyce, Laura Geringer
Editorial: Bambú
Año de publicación: 2014
Páginas: 240
ISBN: 9788483433089
Precio: 11,90 €

"¡Katherine ha desaparecido! Una fuerza misteriosa, la Madre Naturaleza, se los llevó a ella y a Sombra en un remolino de relámpagos y granizo. La astucia y la maldad de Sombra no conocen límites, y ahora tiene una aliada más en su lucha para convertir las vidas de Santoff Claussen en terroríficas pesadillas. Por suerte, desde la Isla de las Arenas Dormideras llega
Sanderson Mansnoozie. Pequeño y silencioso, Sandy tiene la experiencia y la fortaleza que los Guardianes necesitan.
Habrá que ver si, con su calma prodigiosa y su habilidad para cumplir deseos, es capaz de detener a Sombra y a la
Madre Naturaleza antes de que Katherine quede atrapada para siempre en el mundo de las pesadillas."

OPINIÓN PERSONAL

Esta vez se me había pasado por alto este volumen, y ya incluso daba por hecho que había dejado de editarse la saga, pero ver por fin entre mis manos uno más de los libros de William Joyce me ha dado una excusa más para continuar con estos mundos fantásticos tan bien traídos. Como ya dije la vez anterior, no pensaba que Nicolás San Norte y la batalla contra el Rey de las Pesadillas fuera a tener una historia demasiado buena, y aunque Conejo de Pascua y su ejército en el centro de la Tierra hace que todo sea un poco más extraño, en El hada reina de los dientes encontramos a un grupo homogéneo que puede que sólo un adulto sea capaz de apreciar.

La verdad es que el concepto de Sandman es algo que he encontrado repetido muchas veces y en cada una de ellas es llevado de una manera completamente diferente. Para muestra un botón, y es que no hay nada que comparar entre el de William Joyce y el de Neil Gaiman. Sin embargo, creo que Joyce ha conseguido crear un personaje redondo, mucho más tierno y simpático. Una vez más, desconocemos su origen (aunque imagino que se hablará sobre él en Sandy), aunque su forma de actuar, sus gestos mudos, sus sonrisas sinceras y su forma de comprender los sueños y deseos de la gente hacen que se convierta en el más adorable de los guardianes y uno de los pocos en haber sido plasmados tal cual en la gran pantalla.
Encontramos también a un Luz Nocturna que por primera vez habla (y reconozco que soy incapaz de ponerle voz) y que, parece ser, comienza a entrar poco a poco en el mundo de los adultos. Me gusta que empiecen a meter la transición de los protagonistas más jóvenes. También me gusta mucho la idea del personaje de Madre Naturaleza, aunque su transformación es tal vez algo forzada, sencilla y siguiendo la línea de todos los personajes, encajando bastante bien en el universo de Joyce, pero creo que me faltan un par de piezas para terminar de hacérseme creíble, la verdad.

En cuanto a la trama, continúa en la misma línea de luchar contra sombra, aunque me alegra encontrar que no se le erige ya como el mal absoluto, sino que también hay otros impedimentos. Sin embargo, Sombra comienza a sobrarme, me surgen nuevos enemigos que podrían dar lugar a algo más allá de la división tripartita de todos los libros anteriores: Llega un nuevo guardián, planteamiento de un problema y batalla final contra Sombra. Más aún después de saber toda su vida en este tomo. Pobre hombre, se merece algo mejor.

La verdad es que hasta ahora creo que encuentro en Sanderson Mansnoozie el personaje mejor construido, o al menos mejor caracterizado, de toda la saga, aunque la trama, si bien más adulta, es algo reiterativa. Continúo pensando que son libros para acompañar la infancia de los niños, pero creo también que la idea del crecimiento está implícita, y eso debería verse reflejado de alguna manera. Vuelvo a repetir: Una aventura muy disfrutable para los niños y los no tan niños.

3'5 de 5