martes, 11 de noviembre de 2014

Reseña: El cantar de Heike

De la mano de

Título: El cantar de Heike
Autor: Eiji Yoshikawa
Editorial: Satori
Año de publicación: 201
Páginas: 368
ISBN: 9788494239069
Precio: 24 €

"Los más poderosos clanes de samuráis, los Heike y los Genji, mantienen una encarnizada lucha por el poder en el turbulento Japón del siglo XII. Una épica historia de ambición y heroísmo, de traiciones y pasiones que narra el fulgurante ascenso de la familia Heike y su trágico final. Fieros samuráis, taimados cortesanos, da mas intrigantes, monjes guerreros y niños emperadores… personajes inolvidables que cautivan la imaginación del lector y desfilan por las páginas de la obra cumbre de Eiji Yoshikawa. En la capital imperial, Kioto, la lucha por el poder ha comenzado. El sistema de doble corte, con el poderoso emperador retirado Toba en un lado y el vengativo emperador Sutoku al otro, provoca un estado de confusión e intrigas palaciegas donde los cortesanos buscan apoyos, urden traiciones y gobiernan con astucia. Dos clanes de samuráis, los Heike y los Genji, se perfilan como los dos ejes militares sobre los que oscilará el poder."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial Satori el envío de este magnífico ejemplar, ya que no se puede calificar de otra manera, dada la cuidada edición, ilustraciones y, por supuesto, su interesante historia. 
Antes de dar una opinión propiamente dicha de la novela, me gustaría introducir brevemente qué es esta obra: hemos de partir del Heike Monogatari, uno de los grandes relatos de la literatura clásica japonesa escrito en el siglo XIII; dada tanto su extensión como la complejidad a la hora de leerlo, realmente esta obra no resultaba tan atractiva como merecía, por lo que el autor al que nos referimos llevó a cabo la obra que nos ocupa, una especie de versión actualizada, con una narración más ágil y llevadera, respetando tanto la historia íntegra como la duración de la misma. Una labor costosa y admirable por la que no puedo de dejar de felicitar a este autor por su trabajo, y a la editorial, por permitirnos acceder a la misma en un formato tan atractivo. 

Me refiero bastante a la edición de esta obra, y la verdad es que no es para menos. El cuidado de la misma es excelente, contando con las ilustraciones mencionadas a manos de Jin Taira que ayudan a hacer la lectura más llevadera a la par que sitúan al lector en el siglo XIII japonés, con sus costumbres, atuendos y escenarios. Igualmente, al final tenemos toda una serie de planos y genealogías que también apoyan el texto.
Esta historia nos traslada a un Japón antiguo, al clan de los Taira y concretamente en la figura de Kiyomori y su familia, aunque también se dan referencias a otros acontecimientos que llevan al final de este libro que supone un nuevo principio. Esta historia nos sitúa en un Japón con un gobierno bifronte a través del Emperador propiamente dicho, y el Emperador retirado, un momento que resulta una locura, dada la rápida sucesión de emperadores que suben al trono con una corta edad, intrigas en la corte por conseguir el mayor poder posible. Por otro lado, tenemos escenarios más comunes, como carreras de caballos, barrios de placer y sobre todo el envejecimiento de los personajes y el discurrir de sus vidas. Lo cierto es que resulta enormemente complicado hablar de la historia en pocas líneas tanto por la amplitud de acontecimientos y puntos de vista y personajes.

En cuanto a la historia. La verdad es que no es un libro sencillo de leer, tanto por la gran cantidad de personajes que pueden aparecer una sola vez y las extensas intrigas que tienen lugar. Sin embargo, no se puede negar que este es un relato muy rico, interesante al mostrar una parte de la historia japonesa y también al ser un clásico propiamente dicho. Por lo que lo único que puedo decir es tener paciencia y saborear cada palabra.
 Personalmente me ha parecido una lectura interesante que estoy muy contenta de haber llevado a cabo, tanto por suponer un acercamiento a la cultura japonesa como por los acontecimientos que me ha descubierto. Me explico: puedes leer acerca de la historia de Japón, pero no hay nada mejor que una novela para conocerla prácticamente de primera mano y de una forma mucho más amena. Además, y sinceramente, esta novela muestra una época realmente convulsa y no precisamente falta de cosas, por lo que la lectura es realmente intensa. 

Quiero hablar del que se podría considerar como protagonista, Kiyomori, un personaje que al principio no me resultaba demasiado agradable, pero que ha terminado por encantarme, y con creces. Este es un caso sorprendentemente humano, con sus debilidades y pensamientos, que se emociona con facilidad y que los dibujos de Taira ayudan a conocer con creces (además de tener un aspecto sumamente bonachón, como ya de por sí nos indica el texto). Estoy encantada con este protagonista y su familia. Realmente, es algo sorprendente, dado que todos los personajes de la novela se muestran muy... complejos, no sabrñia explicarlo, con emociones reales y reacciones propias. Muy interesante este aspecto.

En resumidas cuentas, una novela para leer con ganas y calma, una narración deliciosa repleta de secretos acompañada de preciosas ilustraciones a mano de uno de los descendientes de los protagonistas.

4 de 5

1 comentario:

Jaime Ariza dijo...

Hola!!!! no conocia este libro, pero me ha llamado bastante la atencion. Me interesa todo este mundo tan desconocido para mi. Asi que me lo apunto. Gracias por el descubrimiento
Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y ya me quedo por aquí, así que tienes un seguidor nuevo.
Te invito a visitar mi blog y a seguirme si te gusta.
Un saludo, nos leemos

martes, 11 de noviembre de 2014

Reseña: El cantar de Heike

De la mano de

Título: El cantar de Heike
Autor: Eiji Yoshikawa
Editorial: Satori
Año de publicación: 201
Páginas: 368
ISBN: 9788494239069
Precio: 24 €

"Los más poderosos clanes de samuráis, los Heike y los Genji, mantienen una encarnizada lucha por el poder en el turbulento Japón del siglo XII. Una épica historia de ambición y heroísmo, de traiciones y pasiones que narra el fulgurante ascenso de la familia Heike y su trágico final. Fieros samuráis, taimados cortesanos, da mas intrigantes, monjes guerreros y niños emperadores… personajes inolvidables que cautivan la imaginación del lector y desfilan por las páginas de la obra cumbre de Eiji Yoshikawa. En la capital imperial, Kioto, la lucha por el poder ha comenzado. El sistema de doble corte, con el poderoso emperador retirado Toba en un lado y el vengativo emperador Sutoku al otro, provoca un estado de confusión e intrigas palaciegas donde los cortesanos buscan apoyos, urden traiciones y gobiernan con astucia. Dos clanes de samuráis, los Heike y los Genji, se perfilan como los dos ejes militares sobre los que oscilará el poder."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a la editorial Satori el envío de este magnífico ejemplar, ya que no se puede calificar de otra manera, dada la cuidada edición, ilustraciones y, por supuesto, su interesante historia. 
Antes de dar una opinión propiamente dicha de la novela, me gustaría introducir brevemente qué es esta obra: hemos de partir del Heike Monogatari, uno de los grandes relatos de la literatura clásica japonesa escrito en el siglo XIII; dada tanto su extensión como la complejidad a la hora de leerlo, realmente esta obra no resultaba tan atractiva como merecía, por lo que el autor al que nos referimos llevó a cabo la obra que nos ocupa, una especie de versión actualizada, con una narración más ágil y llevadera, respetando tanto la historia íntegra como la duración de la misma. Una labor costosa y admirable por la que no puedo de dejar de felicitar a este autor por su trabajo, y a la editorial, por permitirnos acceder a la misma en un formato tan atractivo. 

Me refiero bastante a la edición de esta obra, y la verdad es que no es para menos. El cuidado de la misma es excelente, contando con las ilustraciones mencionadas a manos de Jin Taira que ayudan a hacer la lectura más llevadera a la par que sitúan al lector en el siglo XIII japonés, con sus costumbres, atuendos y escenarios. Igualmente, al final tenemos toda una serie de planos y genealogías que también apoyan el texto.
Esta historia nos traslada a un Japón antiguo, al clan de los Taira y concretamente en la figura de Kiyomori y su familia, aunque también se dan referencias a otros acontecimientos que llevan al final de este libro que supone un nuevo principio. Esta historia nos sitúa en un Japón con un gobierno bifronte a través del Emperador propiamente dicho, y el Emperador retirado, un momento que resulta una locura, dada la rápida sucesión de emperadores que suben al trono con una corta edad, intrigas en la corte por conseguir el mayor poder posible. Por otro lado, tenemos escenarios más comunes, como carreras de caballos, barrios de placer y sobre todo el envejecimiento de los personajes y el discurrir de sus vidas. Lo cierto es que resulta enormemente complicado hablar de la historia en pocas líneas tanto por la amplitud de acontecimientos y puntos de vista y personajes.

En cuanto a la historia. La verdad es que no es un libro sencillo de leer, tanto por la gran cantidad de personajes que pueden aparecer una sola vez y las extensas intrigas que tienen lugar. Sin embargo, no se puede negar que este es un relato muy rico, interesante al mostrar una parte de la historia japonesa y también al ser un clásico propiamente dicho. Por lo que lo único que puedo decir es tener paciencia y saborear cada palabra.
 Personalmente me ha parecido una lectura interesante que estoy muy contenta de haber llevado a cabo, tanto por suponer un acercamiento a la cultura japonesa como por los acontecimientos que me ha descubierto. Me explico: puedes leer acerca de la historia de Japón, pero no hay nada mejor que una novela para conocerla prácticamente de primera mano y de una forma mucho más amena. Además, y sinceramente, esta novela muestra una época realmente convulsa y no precisamente falta de cosas, por lo que la lectura es realmente intensa. 

Quiero hablar del que se podría considerar como protagonista, Kiyomori, un personaje que al principio no me resultaba demasiado agradable, pero que ha terminado por encantarme, y con creces. Este es un caso sorprendentemente humano, con sus debilidades y pensamientos, que se emociona con facilidad y que los dibujos de Taira ayudan a conocer con creces (además de tener un aspecto sumamente bonachón, como ya de por sí nos indica el texto). Estoy encantada con este protagonista y su familia. Realmente, es algo sorprendente, dado que todos los personajes de la novela se muestran muy... complejos, no sabrñia explicarlo, con emociones reales y reacciones propias. Muy interesante este aspecto.

En resumidas cuentas, una novela para leer con ganas y calma, una narración deliciosa repleta de secretos acompañada de preciosas ilustraciones a mano de uno de los descendientes de los protagonistas.

4 de 5

1 comentario:

Jaime Ariza dijo...

Hola!!!! no conocia este libro, pero me ha llamado bastante la atencion. Me interesa todo este mundo tan desconocido para mi. Asi que me lo apunto. Gracias por el descubrimiento
Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y ya me quedo por aquí, así que tienes un seguidor nuevo.
Te invito a visitar mi blog y a seguirme si te gusta.
Un saludo, nos leemos