sábado, 23 de noviembre de 2013

Reseña: Destripador

De la mano de:

Título: Destripador
Autor: Stefan Petrucha
Editorial: Everest
Año de publicación: 2012
Páginas: 503
ISBN: 9788444148250
Precio: 14,96 €

"Carver Young sueña con convertirse en detective a pesar de haber crecido en un orfanato donde solo las novelas policíacas y su habilidad para forzar cerraduras podían alimentar tal anhelo. Sin embargo, cuando lo adopta el detective Hawking, de la mundialmente famosa agencia Pinkerton, Carver no sólo tiene la oportunidad de dar con su padre biológico sino que se encuentra en el centro de un caso real: se trata de dar con un cruel asesino en serie que tiene a Nueva York sumida en el pánico. 

Sin embargo, al ir conociendo los recovecos del caso, se da cuenta de que es peor de lo que jamás pudo imaginar, y que pone en cuestión su compromiso con el señor Hawking y la agencia Pinkerton. Crece el número de víctimas, la investigación resulta horripilante y Carver tiene que decidir: ¿dónde reside su auténtica lealtad? 

Repleta de diálogos chispeantes, de artilugios steam punk y con personajes como Teddy Roosevelt -a la sazón comisionado de policía de la ciudad de Nueva York-, Destripador representa un desafío para quien crea que lo sabe todo sobre el más famoso de los asesinos en serie. ¡Quédate sin respiración a medida que avanzas en la lectura de las páginas de este libro!"

OPINIÓN PERSONAL

La verdad es que no tenía en mente leer este libro hasta que nos lo propusieron desde Everest. Desde luego, una novela que incluía toques de tecnología, una historia ubicada a finales del XIX y un personaje entre sus páginas como Jack "el Destripador" no podía escapar de mis manos.

Destripador comienza a finales del XIX en Estados Unidos, donde el joven Carver Young, un más que aficionado a las novelas detectivescas por entregas de moda en aquel momento que vive en el orfanato Ellis, es recogido por Hawking, el cabecilla de la reconocida agencia Pinkerton. Así se abrirá ante Carver un rico mundo de investigación con medios a su disposición que jamás hubiera soñado. Sin embargo, el misterio de Jack "el Destripador" llega a las calles de la ciudad y las oficinas de la agencia se verán saturadas de trabajo. Por su parte, el misterio del padre del joven va cobrando cada vez más relevancia hasta el punto de entrecruzarse con el caso más importante de la agencia Pinkerton.
Tengo que reconocer que me ha sorprendido bastante la narrativa de Petrucha, y es que volver a escribir sobre el misterio de Jack "el Destripador" sin ser excesivamente repetitivo es demasiado complicado. Ya estaba todo dicho, pero ha conseguido darle una vuelta de tuerca, ha conseguido darle un aspecto humano y, a la par, un toque perturbado que, aunque no creo que encajen demasiado bien entre sí, lo convierte en algo único de por sí. Sinceramente, no sabía muy bien qué esperar, y ha sido una novela entretenida y ligera que agradecí leer para relajarme un poco tras lecturas más intensas.


Los protagonistas, aunque en mi opinión deberían haber tenido algunos añitos más, están bastante bien construidos, y son, por lo general, lógicos, aunque cabe decir que Carver, en muchas ocasiones, parece tener más bien horchata en las venas, y se queda en shock fácilmente. Pero es comprensible, Jack "el Destripador" le queda grande a todo niño de 14 años. Por su parte, el famoso asesino merece la pena como tal, aunque una vez descubres quién está detrás de todo, la verdad me parece bastante ilógica y superficial. Es Jack "el Destripador", por Dios, merece ser tratado como mucho más que un loco de manicomio que actúa de manera aleatoria.

En conclusión, Destripador puede no convertirse en un libro de cabecera para los amantes del eterno asesino inglés y los continuadores de la leyenda de Sherlock Holmes, pero sí se agradece como lectura rápida, entretenida y capaz de mantenerte en vilo hasta el último segundo.


3'5 de 5

sábado, 23 de noviembre de 2013

Reseña: Destripador

De la mano de:

Título: Destripador
Autor: Stefan Petrucha
Editorial: Everest
Año de publicación: 2012
Páginas: 503
ISBN: 9788444148250
Precio: 14,96 €

"Carver Young sueña con convertirse en detective a pesar de haber crecido en un orfanato donde solo las novelas policíacas y su habilidad para forzar cerraduras podían alimentar tal anhelo. Sin embargo, cuando lo adopta el detective Hawking, de la mundialmente famosa agencia Pinkerton, Carver no sólo tiene la oportunidad de dar con su padre biológico sino que se encuentra en el centro de un caso real: se trata de dar con un cruel asesino en serie que tiene a Nueva York sumida en el pánico. 

Sin embargo, al ir conociendo los recovecos del caso, se da cuenta de que es peor de lo que jamás pudo imaginar, y que pone en cuestión su compromiso con el señor Hawking y la agencia Pinkerton. Crece el número de víctimas, la investigación resulta horripilante y Carver tiene que decidir: ¿dónde reside su auténtica lealtad? 

Repleta de diálogos chispeantes, de artilugios steam punk y con personajes como Teddy Roosevelt -a la sazón comisionado de policía de la ciudad de Nueva York-, Destripador representa un desafío para quien crea que lo sabe todo sobre el más famoso de los asesinos en serie. ¡Quédate sin respiración a medida que avanzas en la lectura de las páginas de este libro!"

OPINIÓN PERSONAL

La verdad es que no tenía en mente leer este libro hasta que nos lo propusieron desde Everest. Desde luego, una novela que incluía toques de tecnología, una historia ubicada a finales del XIX y un personaje entre sus páginas como Jack "el Destripador" no podía escapar de mis manos.

Destripador comienza a finales del XIX en Estados Unidos, donde el joven Carver Young, un más que aficionado a las novelas detectivescas por entregas de moda en aquel momento que vive en el orfanato Ellis, es recogido por Hawking, el cabecilla de la reconocida agencia Pinkerton. Así se abrirá ante Carver un rico mundo de investigación con medios a su disposición que jamás hubiera soñado. Sin embargo, el misterio de Jack "el Destripador" llega a las calles de la ciudad y las oficinas de la agencia se verán saturadas de trabajo. Por su parte, el misterio del padre del joven va cobrando cada vez más relevancia hasta el punto de entrecruzarse con el caso más importante de la agencia Pinkerton.
Tengo que reconocer que me ha sorprendido bastante la narrativa de Petrucha, y es que volver a escribir sobre el misterio de Jack "el Destripador" sin ser excesivamente repetitivo es demasiado complicado. Ya estaba todo dicho, pero ha conseguido darle una vuelta de tuerca, ha conseguido darle un aspecto humano y, a la par, un toque perturbado que, aunque no creo que encajen demasiado bien entre sí, lo convierte en algo único de por sí. Sinceramente, no sabía muy bien qué esperar, y ha sido una novela entretenida y ligera que agradecí leer para relajarme un poco tras lecturas más intensas.


Los protagonistas, aunque en mi opinión deberían haber tenido algunos añitos más, están bastante bien construidos, y son, por lo general, lógicos, aunque cabe decir que Carver, en muchas ocasiones, parece tener más bien horchata en las venas, y se queda en shock fácilmente. Pero es comprensible, Jack "el Destripador" le queda grande a todo niño de 14 años. Por su parte, el famoso asesino merece la pena como tal, aunque una vez descubres quién está detrás de todo, la verdad me parece bastante ilógica y superficial. Es Jack "el Destripador", por Dios, merece ser tratado como mucho más que un loco de manicomio que actúa de manera aleatoria.

En conclusión, Destripador puede no convertirse en un libro de cabecera para los amantes del eterno asesino inglés y los continuadores de la leyenda de Sherlock Holmes, pero sí se agradece como lectura rápida, entretenida y capaz de mantenerte en vilo hasta el último segundo.


3'5 de 5