viernes, 17 de mayo de 2013

Reseña: Kioto

De la mano de 

Título: Kioto
Autor: Yasunari Kawabata
Editorial: Emecé
Año de publicación: 2013
Páginas: 234
ISBN: 978846580848
Precio: 18,00 €

"Chieko es la hija de Takichiro Sada, un prestigioso diseñador de kimonos. Desde pequeña ha creído que una geisha la abandonó siendo una recién nacida, pero al cumplir veinte años, por azar, descubre la verdad: sus padres adoptivos, ansiosos por tener un bebé, la hallaron sola bajo unos cerezos… y se la llevaron. El amor que siente por ellos colma su corazón de tal modo que nunca ha tenido deseos de buscar a sus verdaderos progenitores, pero ahora la situación ha cambiado de forma inesperada, y Chieko deberá encontrar su propia identidad y su lugar en el mundo. Con el trasfondo de la ciudad de Kioto, la antigua capital de Japón, Yasunari Kawabata describe en esta sublime y delicada novela la transmisión de la belleza y la tradición de una generación a la siguiente, y confronta las consecuencias de la posguerra japonesa con una ambivalente mezcla de fascinación y resentimiento."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a Planeta el envío de este ejemplar, ha sido la primera vez que he entrado en contacto con este autor y la verdad es que ha sido delicioso, en el sentido de como trata la historia y describe los ambientes, como ya iré comentando más tarde. 
Kawabata nos introduce en el Kioto de la posguerra, centrándonos en la figura de Chieko, una niña expósita que va a parar a las puertas del negocio de los Sada, que la van a adoptar como hija. Bajo el marco de los sucesivos festivales que tienen lugar en Kioto, se nos va contando la historia de Chieko, los problemas por los que pasa el negocio a la par que la falta de inspiración por parte de su padre, los jóvenes que la rodean y parecen cortejarla, y más adelante los orígenes de la propia protagonista.

Para empezar, cabe destacar que esta es una de esas novelas puramente japonesas: Después de haber catado a Shônagon, me han sorprendido alguna que otra similitud en lo referente a la hora de narrar, sólo que las historias son completamente diferentes a la par que separadas por unas cuantas décadas (Y me quedo corta). Kawabata se recrea mucho en la descripción de ambientes y de pequeños detalles que hacen que el relato se torne delicado, a la par que, como dije en la novela de la citada Sônagon, delicioso. Realmente no sé muy bien como explicar estas cosas, pero las personas que ya hayan pasado por esto sabrán a que me refiero, pues la forma de expresarse es, cuanto menos, delicada, distinta de ese estilo más directo al que estamos acostumbrados, describiendo y estableciendo comparaciones ligadas a la naturaleza, a las flores, por ejemplo. En fin, que es una prosa que se disfruta, que leer un poco despacio para "vivir" cada línea.
La historia se centra bastante en lo cotidiano: El paso de las estaciones, los festivales que se llevan a cabo en Kioto, los problemas del negocio dado que se tiene que adaptar a la moda y a los estampados del momento... Casi casi, las personas pasan a veces a un plano secundario, aunque, obviamente, son los protagonistas del relato. La historia de estas personas no supone grandes aventuras, ya que más bien se trata de algo más sentimental, que habla de las emociones, reacciones, miedos... Una revisión al sentimiento humano en todas sus vertientes.

A la hora de hablar de los personajes, la verdad es que no se dan grandes datos, apenas unas pinceladas, pero estas nos ayudan a encasillarlos y a conocer a cada uno de ellos: 
Chieko, la protagonista, es ingenua en algunos casos, cuando no se da cuenta del afecto que les dispensa algún que otro muchacho. Igualmente es creativa y a veces me parece un tanto soñadora, de tal forma que se pierde entre sus pensamientos mirando, por ejemplo, las violetas al florecer en el hueco de un árbol, o el farol cristiano que adorna su jardín. No es un personaje que se haga insufrible ni nada por el estilo, sino una joven de 20 años, obediente y respetuosa con sus padres y un tanto chapada a la antigua. 
Los chicos que la rodean son Sin'ichi, su hermano Ryusuke y Hideo, cada cual es diferente a su manera; el primero es el jovencito así más entrañable y tímido, mientras que su hermano es más atrevido en su actitud con la protagonista, Hideo es un tejedor de obis, trabajador y con la lengua un poco suelta. Aunque parece que todos la pretendan, en ningún momento hay escenas románticas propiamente dichas, no tampoco un cortejo digno de las palomas de pecho hinchado.

Por último, como apunte personal y con mi reciente "frikismo" hacia la historia japonesa, lo que viene a ser el hecho de nombrar templos o personajes históricos ha sido muy... satisfactorio, más que nada por el hecho de saber de que iba la cosa, pero es un apunte a nivel personal. También es verdad que muchas veces se nos nombran cientos de nombres y de sitios y no hay tu tía, es bastante confuso en esos casos, lo que dificulta un poco la lectura (Tendría que haber estado con Google a mano para ver cada sitio). Por lo demás, un libro precioso.

4 de 5

viernes, 17 de mayo de 2013

Reseña: Kioto

De la mano de 

Título: Kioto
Autor: Yasunari Kawabata
Editorial: Emecé
Año de publicación: 2013
Páginas: 234
ISBN: 978846580848
Precio: 18,00 €

"Chieko es la hija de Takichiro Sada, un prestigioso diseñador de kimonos. Desde pequeña ha creído que una geisha la abandonó siendo una recién nacida, pero al cumplir veinte años, por azar, descubre la verdad: sus padres adoptivos, ansiosos por tener un bebé, la hallaron sola bajo unos cerezos… y se la llevaron. El amor que siente por ellos colma su corazón de tal modo que nunca ha tenido deseos de buscar a sus verdaderos progenitores, pero ahora la situación ha cambiado de forma inesperada, y Chieko deberá encontrar su propia identidad y su lugar en el mundo. Con el trasfondo de la ciudad de Kioto, la antigua capital de Japón, Yasunari Kawabata describe en esta sublime y delicada novela la transmisión de la belleza y la tradición de una generación a la siguiente, y confronta las consecuencias de la posguerra japonesa con una ambivalente mezcla de fascinación y resentimiento."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, agradecer a Planeta el envío de este ejemplar, ha sido la primera vez que he entrado en contacto con este autor y la verdad es que ha sido delicioso, en el sentido de como trata la historia y describe los ambientes, como ya iré comentando más tarde. 
Kawabata nos introduce en el Kioto de la posguerra, centrándonos en la figura de Chieko, una niña expósita que va a parar a las puertas del negocio de los Sada, que la van a adoptar como hija. Bajo el marco de los sucesivos festivales que tienen lugar en Kioto, se nos va contando la historia de Chieko, los problemas por los que pasa el negocio a la par que la falta de inspiración por parte de su padre, los jóvenes que la rodean y parecen cortejarla, y más adelante los orígenes de la propia protagonista.

Para empezar, cabe destacar que esta es una de esas novelas puramente japonesas: Después de haber catado a Shônagon, me han sorprendido alguna que otra similitud en lo referente a la hora de narrar, sólo que las historias son completamente diferentes a la par que separadas por unas cuantas décadas (Y me quedo corta). Kawabata se recrea mucho en la descripción de ambientes y de pequeños detalles que hacen que el relato se torne delicado, a la par que, como dije en la novela de la citada Sônagon, delicioso. Realmente no sé muy bien como explicar estas cosas, pero las personas que ya hayan pasado por esto sabrán a que me refiero, pues la forma de expresarse es, cuanto menos, delicada, distinta de ese estilo más directo al que estamos acostumbrados, describiendo y estableciendo comparaciones ligadas a la naturaleza, a las flores, por ejemplo. En fin, que es una prosa que se disfruta, que leer un poco despacio para "vivir" cada línea.
La historia se centra bastante en lo cotidiano: El paso de las estaciones, los festivales que se llevan a cabo en Kioto, los problemas del negocio dado que se tiene que adaptar a la moda y a los estampados del momento... Casi casi, las personas pasan a veces a un plano secundario, aunque, obviamente, son los protagonistas del relato. La historia de estas personas no supone grandes aventuras, ya que más bien se trata de algo más sentimental, que habla de las emociones, reacciones, miedos... Una revisión al sentimiento humano en todas sus vertientes.

A la hora de hablar de los personajes, la verdad es que no se dan grandes datos, apenas unas pinceladas, pero estas nos ayudan a encasillarlos y a conocer a cada uno de ellos: 
Chieko, la protagonista, es ingenua en algunos casos, cuando no se da cuenta del afecto que les dispensa algún que otro muchacho. Igualmente es creativa y a veces me parece un tanto soñadora, de tal forma que se pierde entre sus pensamientos mirando, por ejemplo, las violetas al florecer en el hueco de un árbol, o el farol cristiano que adorna su jardín. No es un personaje que se haga insufrible ni nada por el estilo, sino una joven de 20 años, obediente y respetuosa con sus padres y un tanto chapada a la antigua. 
Los chicos que la rodean son Sin'ichi, su hermano Ryusuke y Hideo, cada cual es diferente a su manera; el primero es el jovencito así más entrañable y tímido, mientras que su hermano es más atrevido en su actitud con la protagonista, Hideo es un tejedor de obis, trabajador y con la lengua un poco suelta. Aunque parece que todos la pretendan, en ningún momento hay escenas románticas propiamente dichas, no tampoco un cortejo digno de las palomas de pecho hinchado.

Por último, como apunte personal y con mi reciente "frikismo" hacia la historia japonesa, lo que viene a ser el hecho de nombrar templos o personajes históricos ha sido muy... satisfactorio, más que nada por el hecho de saber de que iba la cosa, pero es un apunte a nivel personal. También es verdad que muchas veces se nos nombran cientos de nombres y de sitios y no hay tu tía, es bastante confuso en esos casos, lo que dificulta un poco la lectura (Tendría que haber estado con Google a mano para ver cada sitio). Por lo demás, un libro precioso.

4 de 5