viernes, 24 de mayo de 2013

Reseña: Frankenstein, agente de S.H.A.D.E.: La guerra de los monstruos

De la mano de:

Título: Frankenstein, agente de S.H.A.D.E.: La guerra de los monstruos
Autor: VV.AA.
Editorial: ECC
Año de publicación: 2013
Páginas: 232
ISBN: 9788415844426
Precio: 19,95 €

"Si buscabas encontrar en Frankenstein un monstruo atormentado que sufre en soledad... tengo malas noticias, novato. En S.H.A.D.E. no queremos quejicas. En S.H.A.D.E. no nos importa si a tus vecinos les pareces tan feo que no te dirigen la palabra. En S.H.A.D.E. nos da igual si estás vivo, muerto o en medio. Aquí solo nos importa una cosa: ¿tienes lo que hay que tener para salvar el mundo? Frankenstein sí lo tiene. Tiene la actitud, el coraje y las armas. Ve con él, novato, y tal vez aprendas algo."

OPINIÓN PERSONAL

Es de sobras conocida mi afición por el tema de corte medianamente pulp, así que no os parecerá raro ver por aquí una reseña de Frankenstein, agente de S.H.A.D.E., un cómic donde encontramos lo más conocido del cine de exploitation, de serie B y de los monstruos de las películas de Paul Naschy, Boris Karloff y Bela Lugosi llevados a un ambiente que jamás habría imaginado: Una agencia secreta encargada de combatir a los monstruos... Con monstruos.


La verdad es que no pude resistir el pedir este cómic para nuestra primera colaboración con ECC, y he quedado bastante contento con el resultado, además de por una buena edición, porque, una vez más, vuelven a sorprender trayéndonos un cómic que se aleja bastante de lo habitual. Definir por negación es bastante absurdo, pero ni es un cómic de superhéroes, ni es un cómic de una agencia estilo MIB, ni es nada similar a lo que nos cuentan en Torchwood. Es simple y llanamente S.H.A.D.E., un lugar con tecnología punta, humanoides a su servicio y los mejores cerebros del mundo. La verdad es que, como suele suceder en este tipo de... Busco otra palabra diferente a agencia, pero no se me ocurre. Lo dicho, que como suele suceder con este tipo de agencias de cómic es bastante todopoderosa, cosa que, en parte, creo que se come algo de encanto, aunque, sinceramente, no podría ser igual de tenso en ciertos momentos.
Por otro lado, los personajes son lo que son, tienen sus tramas personales, padre Tiempo con Frankenstein, éste a su vez con su ex-mujer, y a la par con su hijo, el equipo de trabajo con sus creaciones... En fin, que cada uno tiene su chichilla interna, un drama personal que, para desgracia, en muchas ocasiones, se sacrifica en pro de la carnaza. No es que me parezca mal, la verdad, porque a veces apetece leer eso, simplemente un cómic con puñetazos, pistolas y katanas, pero creo que ya que se va a introducir algo de trasfondo, debería hacerse de manera más proporcionada. Siempre nos quedará esperar a las futuras partes para ir adentrándonos más.


Lo que es el estilo de dibujo es algo variable, y la verdad es que me gusta que no sea siempre igual. Se agradece que cada historia tenga asociado algo diferente, y creo que queda bastante claro cuál va a ser el tema principal sólo por las primeras páginas de cada aventura. Principalmente hay dos temáticas, que podríamos llamar las de acción y las de reflexión. Las primeras tienen un dibujo que me recuerda bastante al cómic de los '80, con un dibujo más desdibujado (si es que eso existe), con menos concreción en la línea y mucha, mucha, mucha más acción y movimiento. Las segundas, aunque también tienen acción, nos hablan más de los personajes y de sus reacciones, de cómo interaccionan entre ellos o de cómo les afecta lo que han hecho en el pasado, así que el dibujo es mucho más nítido, con una mayor definición en el trazo y más calmado. En general son autores que no conocía demasiado, y me sorprende ver cómo proyectos así sirven para dar a conocer a dibujantes y guionistas que por lugares como España parece que quedan más olvidados.

Sinceramente, si os gustan los cómics de carnaza, de acción, de movimiento... Éste es el vuestro. S.H.A.D.E. vendría a ser una versión más descarnada y mucho más sesentera de la Liga de los Hombres Extraordinarios, un grupo de personajes arrancados del cine de exploitation más puro, de las películas de serie B y de la literatura más pulp para desfogarse con monstruos de la laguna negra, godzillas y gameras.

3'5 de 5

viernes, 24 de mayo de 2013

Reseña: Frankenstein, agente de S.H.A.D.E.: La guerra de los monstruos

De la mano de:

Título: Frankenstein, agente de S.H.A.D.E.: La guerra de los monstruos
Autor: VV.AA.
Editorial: ECC
Año de publicación: 2013
Páginas: 232
ISBN: 9788415844426
Precio: 19,95 €

"Si buscabas encontrar en Frankenstein un monstruo atormentado que sufre en soledad... tengo malas noticias, novato. En S.H.A.D.E. no queremos quejicas. En S.H.A.D.E. no nos importa si a tus vecinos les pareces tan feo que no te dirigen la palabra. En S.H.A.D.E. nos da igual si estás vivo, muerto o en medio. Aquí solo nos importa una cosa: ¿tienes lo que hay que tener para salvar el mundo? Frankenstein sí lo tiene. Tiene la actitud, el coraje y las armas. Ve con él, novato, y tal vez aprendas algo."

OPINIÓN PERSONAL

Es de sobras conocida mi afición por el tema de corte medianamente pulp, así que no os parecerá raro ver por aquí una reseña de Frankenstein, agente de S.H.A.D.E., un cómic donde encontramos lo más conocido del cine de exploitation, de serie B y de los monstruos de las películas de Paul Naschy, Boris Karloff y Bela Lugosi llevados a un ambiente que jamás habría imaginado: Una agencia secreta encargada de combatir a los monstruos... Con monstruos.


La verdad es que no pude resistir el pedir este cómic para nuestra primera colaboración con ECC, y he quedado bastante contento con el resultado, además de por una buena edición, porque, una vez más, vuelven a sorprender trayéndonos un cómic que se aleja bastante de lo habitual. Definir por negación es bastante absurdo, pero ni es un cómic de superhéroes, ni es un cómic de una agencia estilo MIB, ni es nada similar a lo que nos cuentan en Torchwood. Es simple y llanamente S.H.A.D.E., un lugar con tecnología punta, humanoides a su servicio y los mejores cerebros del mundo. La verdad es que, como suele suceder en este tipo de... Busco otra palabra diferente a agencia, pero no se me ocurre. Lo dicho, que como suele suceder con este tipo de agencias de cómic es bastante todopoderosa, cosa que, en parte, creo que se come algo de encanto, aunque, sinceramente, no podría ser igual de tenso en ciertos momentos.
Por otro lado, los personajes son lo que son, tienen sus tramas personales, padre Tiempo con Frankenstein, éste a su vez con su ex-mujer, y a la par con su hijo, el equipo de trabajo con sus creaciones... En fin, que cada uno tiene su chichilla interna, un drama personal que, para desgracia, en muchas ocasiones, se sacrifica en pro de la carnaza. No es que me parezca mal, la verdad, porque a veces apetece leer eso, simplemente un cómic con puñetazos, pistolas y katanas, pero creo que ya que se va a introducir algo de trasfondo, debería hacerse de manera más proporcionada. Siempre nos quedará esperar a las futuras partes para ir adentrándonos más.


Lo que es el estilo de dibujo es algo variable, y la verdad es que me gusta que no sea siempre igual. Se agradece que cada historia tenga asociado algo diferente, y creo que queda bastante claro cuál va a ser el tema principal sólo por las primeras páginas de cada aventura. Principalmente hay dos temáticas, que podríamos llamar las de acción y las de reflexión. Las primeras tienen un dibujo que me recuerda bastante al cómic de los '80, con un dibujo más desdibujado (si es que eso existe), con menos concreción en la línea y mucha, mucha, mucha más acción y movimiento. Las segundas, aunque también tienen acción, nos hablan más de los personajes y de sus reacciones, de cómo interaccionan entre ellos o de cómo les afecta lo que han hecho en el pasado, así que el dibujo es mucho más nítido, con una mayor definición en el trazo y más calmado. En general son autores que no conocía demasiado, y me sorprende ver cómo proyectos así sirven para dar a conocer a dibujantes y guionistas que por lugares como España parece que quedan más olvidados.

Sinceramente, si os gustan los cómics de carnaza, de acción, de movimiento... Éste es el vuestro. S.H.A.D.E. vendría a ser una versión más descarnada y mucho más sesentera de la Liga de los Hombres Extraordinarios, un grupo de personajes arrancados del cine de exploitation más puro, de las películas de serie B y de la literatura más pulp para desfogarse con monstruos de la laguna negra, godzillas y gameras.

3'5 de 5