viernes, 8 de marzo de 2013

Reseña: Orgullo y prejuicio

De la mano de

Título: Orgullo y prejuicio
Autora: Jane Austen
Editorial: Debolsillo
Año de publicación: 2009
Número de páginas: 448
ISBN: 9788499080642
Precio: 8,95 €

"La aparición en Longbourn, un pueblo de la campiña inglesa, de Charles Bingley, joven, soltero y rico, despierta las ambiciones de las familias del vecindario, que lo consideran un excelente partido para sus hijas. Él y su amigo Fitzwilliam Darcy, también adinerado, tendrán que luchar contra las intrigas con las que se tratará de poner trabas al amor que sienten por dos de las hermanas Bennet, pobres y modestas, antes de alcanzar un final feliz. "

OPINIÓN PERSONAL

Esta es la segunda novela que leo que pertenece al reto de los 12 clásicos, a la par que la segunda novela que leo de esta autora. Creo además, que es la obra más conocida a manos de Austen, adaptada, celebrada y leída con el objeto de suspirar y, en algunos casos, denotar cultura al ser uno de los clásicos. Como pequeña reflexión a modo de inicio de la reseña, decir que Orgullo y prejuicio es una de tantas de las historias de amor de esta autora, quizás mejor, o en mi caso, quizás no. El boom que ha tenido esta historia, parece que deja de lado al resto, pero, para todos aquellos que gustéis esta autora, no os quedéis en lo superficial.

La historia, en este caso, se vuelve a desarrollar en una casa de campo, Elizabeth es nuestra protagonista, rodeada de la más variada prole de hermanas que se puede imaginar. Su hermana Jane es la secundaria que cobra mayor importancia, debido a su relación con el señor Bingley, de lo más cordial a la par que parece un romance inminente; hasta que aparece el señor Darcy, amigo de la familia Bingley, que va a poner los sentimientos de la señorita Elizabeth Bennet patas arriba con sus idas y venidas, que pueden llegar a desbocar en una declaración. Si a esto le sumamos la fuga de una de las hermanas con un militar, o la sorpresa a manos de la mejor amiga de nuestra protagonista. estamos de nuevo ante una de las comedias románticas del momento, aunque más bien parece todo un dramón.

Austen sigue con las mismas características de Sentido y Sensibilidad en esta novela, aunque algunos de los fragmentos se me han hecho más pesados. Sin embargo, las historias de amor que nos cuenta son de lo más enrevesadas a la par que tiernas. Yo, personalmente, me decantó por Jane y la ternura hacia Bingley que cuesta lo suyo que vea la luz (Y que él se de cuenta, ya de paso). Darcy es todo un personaje: El típico hombre duro con un corazón de oro, a la par que una lengua viperina, todo sea dicho; pero en el momento en el que empieza a fijarse en Elizabeth tiene unos comentarios que arrancan una sonrisa a más de uno. Las hermanas más pequeñas, Lydia y Catherine son, realmente, todo lo que se espera de una adolescente, incluso hoy día (Salvando las ansias por casarse, claro). 
Aunque yo, sinceramente, me declaro fan incondicional del Señor Bennet, que tiñe de humor la novela con todos esos comentarios fuera de lugar en ese momento, a la par que esas ganas que tiene de ridiculizar a su esposa. 
Algo que no me ha gustado demasiado, es que la mayor parte de los acontecimientos importantes se centran en las últimas páginas, imponiéndose un ritmo mucho más acelerado a la par que muchas más ganas de seguir leyendo.
En resumidas cuentas, los personajes son mucho más variados en esta novela, ya no son dos polos opuestos como en el caso de las hermanas Dashwood (Lo siento, pero las comparaciones son inevitables); lo mismo ocurre con las distintas historias de amor que se presentan.

Austen es una escritora realmente admirable, aunque realmente se centre en historias de amor. Fuera de lo que se espera de una mujer de su tiempo, la ironía y el sarcasmo son un ingrediente que nunca falta. No descarto, cuando termine la pila de libros que me acompaña, seguir indagando en las historias de esta mujer, a ver si en algún caso encuentro una solterona de más de 20 años. 

4 de 5

2 comentarios:

girl pink dijo...

Yo tengo muchisimas ganas de leerlo!

Babú. dijo...

Por mi parte, la historia de amor que trata Orgullo y Prejuicio la tomé más como una excusa para poner en evidencia la estupidez del trato que se le daba al matrimonio en la época en la que fue escrito. Es cierto que es un romance precioso, pero lo sentí más como una herramienta para criticar otras cosas. En cualquier caso, yo disfruté muchísimo desde la primera a la última página. Supongo que encajé especialmente con la forma de narrar de Austen pero en fin, no puedo decir si la considero una autora puramente romántica hasta leer más obras suyas.

Mi personaje favorito también fue el Señor Bennet, tanto por su condescendencia en sus comentarios con la mayoría de sus hijas y su mujer en temas casamenteros como por la entrañable relación que tiene con Elizabeth.

Un besazo :)

viernes, 8 de marzo de 2013

Reseña: Orgullo y prejuicio

De la mano de

Título: Orgullo y prejuicio
Autora: Jane Austen
Editorial: Debolsillo
Año de publicación: 2009
Número de páginas: 448
ISBN: 9788499080642
Precio: 8,95 €

"La aparición en Longbourn, un pueblo de la campiña inglesa, de Charles Bingley, joven, soltero y rico, despierta las ambiciones de las familias del vecindario, que lo consideran un excelente partido para sus hijas. Él y su amigo Fitzwilliam Darcy, también adinerado, tendrán que luchar contra las intrigas con las que se tratará de poner trabas al amor que sienten por dos de las hermanas Bennet, pobres y modestas, antes de alcanzar un final feliz. "

OPINIÓN PERSONAL

Esta es la segunda novela que leo que pertenece al reto de los 12 clásicos, a la par que la segunda novela que leo de esta autora. Creo además, que es la obra más conocida a manos de Austen, adaptada, celebrada y leída con el objeto de suspirar y, en algunos casos, denotar cultura al ser uno de los clásicos. Como pequeña reflexión a modo de inicio de la reseña, decir que Orgullo y prejuicio es una de tantas de las historias de amor de esta autora, quizás mejor, o en mi caso, quizás no. El boom que ha tenido esta historia, parece que deja de lado al resto, pero, para todos aquellos que gustéis esta autora, no os quedéis en lo superficial.

La historia, en este caso, se vuelve a desarrollar en una casa de campo, Elizabeth es nuestra protagonista, rodeada de la más variada prole de hermanas que se puede imaginar. Su hermana Jane es la secundaria que cobra mayor importancia, debido a su relación con el señor Bingley, de lo más cordial a la par que parece un romance inminente; hasta que aparece el señor Darcy, amigo de la familia Bingley, que va a poner los sentimientos de la señorita Elizabeth Bennet patas arriba con sus idas y venidas, que pueden llegar a desbocar en una declaración. Si a esto le sumamos la fuga de una de las hermanas con un militar, o la sorpresa a manos de la mejor amiga de nuestra protagonista. estamos de nuevo ante una de las comedias románticas del momento, aunque más bien parece todo un dramón.

Austen sigue con las mismas características de Sentido y Sensibilidad en esta novela, aunque algunos de los fragmentos se me han hecho más pesados. Sin embargo, las historias de amor que nos cuenta son de lo más enrevesadas a la par que tiernas. Yo, personalmente, me decantó por Jane y la ternura hacia Bingley que cuesta lo suyo que vea la luz (Y que él se de cuenta, ya de paso). Darcy es todo un personaje: El típico hombre duro con un corazón de oro, a la par que una lengua viperina, todo sea dicho; pero en el momento en el que empieza a fijarse en Elizabeth tiene unos comentarios que arrancan una sonrisa a más de uno. Las hermanas más pequeñas, Lydia y Catherine son, realmente, todo lo que se espera de una adolescente, incluso hoy día (Salvando las ansias por casarse, claro). 
Aunque yo, sinceramente, me declaro fan incondicional del Señor Bennet, que tiñe de humor la novela con todos esos comentarios fuera de lugar en ese momento, a la par que esas ganas que tiene de ridiculizar a su esposa. 
Algo que no me ha gustado demasiado, es que la mayor parte de los acontecimientos importantes se centran en las últimas páginas, imponiéndose un ritmo mucho más acelerado a la par que muchas más ganas de seguir leyendo.
En resumidas cuentas, los personajes son mucho más variados en esta novela, ya no son dos polos opuestos como en el caso de las hermanas Dashwood (Lo siento, pero las comparaciones son inevitables); lo mismo ocurre con las distintas historias de amor que se presentan.

Austen es una escritora realmente admirable, aunque realmente se centre en historias de amor. Fuera de lo que se espera de una mujer de su tiempo, la ironía y el sarcasmo son un ingrediente que nunca falta. No descarto, cuando termine la pila de libros que me acompaña, seguir indagando en las historias de esta mujer, a ver si en algún caso encuentro una solterona de más de 20 años. 

4 de 5

2 comentarios:

girl pink dijo...

Yo tengo muchisimas ganas de leerlo!

Babú. dijo...

Por mi parte, la historia de amor que trata Orgullo y Prejuicio la tomé más como una excusa para poner en evidencia la estupidez del trato que se le daba al matrimonio en la época en la que fue escrito. Es cierto que es un romance precioso, pero lo sentí más como una herramienta para criticar otras cosas. En cualquier caso, yo disfruté muchísimo desde la primera a la última página. Supongo que encajé especialmente con la forma de narrar de Austen pero en fin, no puedo decir si la considero una autora puramente romántica hasta leer más obras suyas.

Mi personaje favorito también fue el Señor Bennet, tanto por su condescendencia en sus comentarios con la mayoría de sus hijas y su mujer en temas casamenteros como por la entrañable relación que tiene con Elizabeth.

Un besazo :)