viernes, 29 de marzo de 2013

Reseña: Los tres secretos del samurái

De la mano de 

Título: Los tres secretos del samurái
Autora: Blanca Álvarez
Editorial: Espasa
Año de publicación: 2013
Páginas: 414
ISBN: 9788467013832
Precio: 19,90

"Ambientada en el Japón del siglo XVIII, Los tres secretos del samurái cuenta la historia de Tomiko, quien, siendo apenas una adolescente, marcha de su casa con el propósito de librar a su hermana pequeña de un matrimonio de conveniencia con un hombre aborrecible.
En su camino, la muchacha encuentra a seres mágicos que se ofrecen a ayudarla, aunque a cambio de un alto precio. Para salvar a su hermana, la joven decide ponerse a su merced, renunciar a su identidad y convertirse en Susanô, el samurái del dragón. Como guerrero, Tomiko vivirá innumerables aventuras y conocerá a dos hombres que marcarán su destino: el valiente Shuzai y Hanzaburo, el hijo del zorro."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, mi agradecimiento a la editorial Espasa por mandar el ejemplar, ya que era un libro al que le tenía bastantes ganas y que realmente me ha encantado.

A la hora de contar la historia, el principio resulta un poco caótico, ya que nos sitúa en un presente en el que no tenemos ni idea de lo que ha pasado salvo por la información de la contraportada; pero será la protagonista quien nos traslade a su pasado al más puro estilo Mulan, sólo que en este caso, su objetivo es salvar a su hermana de un compromiso con un horrible mercader; para ello cuenta con la ayuda de seres mágicos como Tsuchigumo o Kawahime que la van a dotar de objetos especiales para parecer un hombre bajo la promesa de que el primer hombre que ame será para la primera. Tomiko, que pasa a ser conocida como Susanô empieza así su andadura como samurái, conociendo a los que serán sus hermanos, o quizás algo más...

La novela resulta realmente adictiva en lo concerniente a la historia, aunque al prinicpio tenía un poco de miedo de tragarme dos novelas de samuráis seguidas, he de decir que no tiene nada que ver con Aki y el misterio de los cerezos. La he visto por varias librerías como juvenil, pero realmente la historia resulta mucho más adulta y seria, sobre todo al principio, con la horrible infancia que le toca vivir a Tomiko. Algo que me ha gustado bastante por parte de la autora, es que omite algunos fragmentos que podrían ser realmente aburridos, como viajes y descripciones de paisaje, o peleas en las que te pierdes en el momento en el que uno sufre un espadazo y a otro le cortan la cabeza. Además de estar bastante bien narrada, aunque he de reconocer que en algunos fragmentos me perdía un poco entre nombres y lugares y demás; pero si algo tiene es que consigue atraparte de tal forma que te sumerges y reconoces, por lo menos, a los protagonistas con las breves pinceladas concernientes al carácter de cada uno. En fin, que la historia está muy bien, muy equilibrada, interesante y de estas que te atrapan hasta tal punto de llegar a leerme medio libro en dos días. Algo que no me ha gustado es que en algunos casos repite mucho determinadas frases o expresiones, pero supongo que en parte viene dado porque la autor intenta imitar un estilo más tradicional que nos puede recordar a las novelas clásicas japonesas. 

En cuanto a los personajes, cada uno es diferente a su manera de tal forma que tenemos a Tomiko/Susanô, la hermana fea que lo sacrifica todo por la menor de su familia, una mujer fuerte que luego se descubrirá hermosa y poderosa, aúna por un lado la delicadeza femenina y la fortaleza propia de un hombre. Shuzai, por otro lado es el samurái fiel a la tradición y al código, empezará a dudar de los sentimientos hacia su amigo a lo largo de la novela, aunque no dejara de lado su consideración de que lo que Tomiko ha hecho es una traición. Hanzaburo, por otro lado, es un ser perteneciente al mundo mágico, concretamente el hijo de Kitsune, el Dios zorro, se presenta como un joven muy atractivo y gran arquero, que igualmente, no estará muy seguro de sus sentimientos hacia Tomiko. 
Aunque pueda recordarnos a una típica novela de triángulo amoroso, nada que ver, porque en este caso, la toman como un hombre, y para nada es una persona considerada como absolutamente perfecta.

En última instancia decir que destaca la calidad en lo referente a la mitología, religión y algunas pinceladas históricas con las que el relato es adornado. De nuevo, absolutamente recomendable para todos aquellos que gusten de Japón, con cierto toque romántico pero sin llegar a la diabetes, además de acción y mucha fantasía. 

4,5 de 5

viernes, 29 de marzo de 2013

Reseña: Los tres secretos del samurái

De la mano de 

Título: Los tres secretos del samurái
Autora: Blanca Álvarez
Editorial: Espasa
Año de publicación: 2013
Páginas: 414
ISBN: 9788467013832
Precio: 19,90

"Ambientada en el Japón del siglo XVIII, Los tres secretos del samurái cuenta la historia de Tomiko, quien, siendo apenas una adolescente, marcha de su casa con el propósito de librar a su hermana pequeña de un matrimonio de conveniencia con un hombre aborrecible.
En su camino, la muchacha encuentra a seres mágicos que se ofrecen a ayudarla, aunque a cambio de un alto precio. Para salvar a su hermana, la joven decide ponerse a su merced, renunciar a su identidad y convertirse en Susanô, el samurái del dragón. Como guerrero, Tomiko vivirá innumerables aventuras y conocerá a dos hombres que marcarán su destino: el valiente Shuzai y Hanzaburo, el hijo del zorro."

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar, mi agradecimiento a la editorial Espasa por mandar el ejemplar, ya que era un libro al que le tenía bastantes ganas y que realmente me ha encantado.

A la hora de contar la historia, el principio resulta un poco caótico, ya que nos sitúa en un presente en el que no tenemos ni idea de lo que ha pasado salvo por la información de la contraportada; pero será la protagonista quien nos traslade a su pasado al más puro estilo Mulan, sólo que en este caso, su objetivo es salvar a su hermana de un compromiso con un horrible mercader; para ello cuenta con la ayuda de seres mágicos como Tsuchigumo o Kawahime que la van a dotar de objetos especiales para parecer un hombre bajo la promesa de que el primer hombre que ame será para la primera. Tomiko, que pasa a ser conocida como Susanô empieza así su andadura como samurái, conociendo a los que serán sus hermanos, o quizás algo más...

La novela resulta realmente adictiva en lo concerniente a la historia, aunque al prinicpio tenía un poco de miedo de tragarme dos novelas de samuráis seguidas, he de decir que no tiene nada que ver con Aki y el misterio de los cerezos. La he visto por varias librerías como juvenil, pero realmente la historia resulta mucho más adulta y seria, sobre todo al principio, con la horrible infancia que le toca vivir a Tomiko. Algo que me ha gustado bastante por parte de la autora, es que omite algunos fragmentos que podrían ser realmente aburridos, como viajes y descripciones de paisaje, o peleas en las que te pierdes en el momento en el que uno sufre un espadazo y a otro le cortan la cabeza. Además de estar bastante bien narrada, aunque he de reconocer que en algunos fragmentos me perdía un poco entre nombres y lugares y demás; pero si algo tiene es que consigue atraparte de tal forma que te sumerges y reconoces, por lo menos, a los protagonistas con las breves pinceladas concernientes al carácter de cada uno. En fin, que la historia está muy bien, muy equilibrada, interesante y de estas que te atrapan hasta tal punto de llegar a leerme medio libro en dos días. Algo que no me ha gustado es que en algunos casos repite mucho determinadas frases o expresiones, pero supongo que en parte viene dado porque la autor intenta imitar un estilo más tradicional que nos puede recordar a las novelas clásicas japonesas. 

En cuanto a los personajes, cada uno es diferente a su manera de tal forma que tenemos a Tomiko/Susanô, la hermana fea que lo sacrifica todo por la menor de su familia, una mujer fuerte que luego se descubrirá hermosa y poderosa, aúna por un lado la delicadeza femenina y la fortaleza propia de un hombre. Shuzai, por otro lado es el samurái fiel a la tradición y al código, empezará a dudar de los sentimientos hacia su amigo a lo largo de la novela, aunque no dejara de lado su consideración de que lo que Tomiko ha hecho es una traición. Hanzaburo, por otro lado, es un ser perteneciente al mundo mágico, concretamente el hijo de Kitsune, el Dios zorro, se presenta como un joven muy atractivo y gran arquero, que igualmente, no estará muy seguro de sus sentimientos hacia Tomiko. 
Aunque pueda recordarnos a una típica novela de triángulo amoroso, nada que ver, porque en este caso, la toman como un hombre, y para nada es una persona considerada como absolutamente perfecta.

En última instancia decir que destaca la calidad en lo referente a la mitología, religión y algunas pinceladas históricas con las que el relato es adornado. De nuevo, absolutamente recomendable para todos aquellos que gusten de Japón, con cierto toque romántico pero sin llegar a la diabetes, además de acción y mucha fantasía. 

4,5 de 5