lunes, 4 de febrero de 2013

Reseña: Cincuenta sombras más oscuras

De la mano de

Título: Cincuenta sombras más oscuras
Autor: E. L. James
Editorial: Grijalbo
Año de publicación: 2012
Páginas: 592
ISBN: 9788425348846
Precio: 17,90 €

"Intimidada por las peculiares prácticas eróticas y los oscuros secretos del atractivo y atormentado empresario Christian Grey, Anastasia Steele decide romper con él y embarcarse en una nueva carrera profesional en una editorial de SeattlePero el deseo por Christian todavía domina cada uno de sus pensamientos, y cuando finalmente él le propone retomar su aventura, Ana no puede resistirse. Reanudan entonces su tórrida y sensual relación, pero mientras Christian lucha contra sus propios demonios del pasado, Ana debe enfrentarse a la ira y la envidia de las mujeres que la precedieron, y tomar la decisión más importante de su vida."

OPINIÓN PERSONAL

Puede contener spoilers de la novela anterior y de la presente.

Vamos a encontrarnos con lo mismo de siempre: Ana está destrozada después de haber dejado a Christian, se sume en su mundo de tinieblas hasta que tres días después decide que es una magnífica ida acudir con él a la exposición fotográfica de su amigo José, lo que acabaré en una vuelta al a relación. Aunque cabe destacar que las cosas han cambiado entre ellos, primando el amor y el sacrificio de Christian, dispuesto a dejarse llevar por sus emociones, e incluso a dejarse tocar. Todo parece ir bien hasta que entra en escena Laila, una ex sumisa de  Grey, sumida en la locura.

En primer lugar, como siempre, este libro tiene cosas buenas y malas. La historia podría haber sido fantástica e impactante (Al más puro estilo J.R. Ward) ya que los elementos daban juego para ello, pero no, nada de eso: Laila podría haber sido una baza para darle vida a la historia, una ex retorcida y cruel, con su deje de locura, apareciendo de forma esporádica complicando la vida de Ana a la par que de Christian. 
¡Pero no! Una mera escena de ella colándose en el apartamento de Grey y la escena en la que finalmente es atrapada y llevada ante el Doctor Flynn. James, danos vida, que la trama no ha de limitarse al sexo por el sexo. 
Como ya he mencionado, este libro esta plagado de momentos a los que se les podría sacar mucho mucho jugo, me impactó bastante la pérdida de control de Christian que nos lleva a conocer la faceta sumisa de este, pero claro, con un beso y un refrote sobre el suelo todo vuelve a la normalidad y todos son felices. 

Modestamente y viendo como se desarrolla la trama, a esta mujer le falla la concepción temporal y la concepción psicológica de los personajes: No todo se arregla con un polvo ni tampoco en tres días o en pocos minutos, por favor. Creo que si se tuviera en cuenta esto la novela mejoraría en riqueza, y con creces. 

Y hablando de los personajes: No soporto a Anastasia, y cada vez menos. En la primera novela tenía su gracia, con su subconsciente y la diosa que lleva dentro, pero maja, ya cansa, sobre todo con las constantes apariciones y comentarios. Su forma de actuar en múltiples ocasiones es irracional, infantil y caprichosa, no es, para nada, una heroína carismática. Ana, querida, menos morderte el labio y más pensar un poco, que te hace falta.
Christian, igualmente, tan complejo con sus cincuenta sombras, es más plano que una tabla; y para un momento que deja ver un vestigio de humanidad, va la autora y mete la pata. El hombre que lo tiene todo, pero que hace suspirar a las lectoras por su pasado trágico. 

En su defensa, la historia es rápida de leer aunque no pase nada, las descripciones de escenas eróticas están bien, pero el hecho de que sea en primera persona resta carisma (Es que la odio). Para desconectar un rato no es una mala lectura, pero hablándolo con una amiga veces y veces, libros de esta temática los hay a cientos (Y los que están saliendo ahora), sólo que este ha tenido la suerte de generar un fenómeno fan.

2 de 5 

1 comentario:

Azahara López dijo...

Yo aún le hubiera dado menos nota, María... :)

lunes, 4 de febrero de 2013

Reseña: Cincuenta sombras más oscuras

De la mano de

Título: Cincuenta sombras más oscuras
Autor: E. L. James
Editorial: Grijalbo
Año de publicación: 2012
Páginas: 592
ISBN: 9788425348846
Precio: 17,90 €

"Intimidada por las peculiares prácticas eróticas y los oscuros secretos del atractivo y atormentado empresario Christian Grey, Anastasia Steele decide romper con él y embarcarse en una nueva carrera profesional en una editorial de SeattlePero el deseo por Christian todavía domina cada uno de sus pensamientos, y cuando finalmente él le propone retomar su aventura, Ana no puede resistirse. Reanudan entonces su tórrida y sensual relación, pero mientras Christian lucha contra sus propios demonios del pasado, Ana debe enfrentarse a la ira y la envidia de las mujeres que la precedieron, y tomar la decisión más importante de su vida."

OPINIÓN PERSONAL

Puede contener spoilers de la novela anterior y de la presente.

Vamos a encontrarnos con lo mismo de siempre: Ana está destrozada después de haber dejado a Christian, se sume en su mundo de tinieblas hasta que tres días después decide que es una magnífica ida acudir con él a la exposición fotográfica de su amigo José, lo que acabaré en una vuelta al a relación. Aunque cabe destacar que las cosas han cambiado entre ellos, primando el amor y el sacrificio de Christian, dispuesto a dejarse llevar por sus emociones, e incluso a dejarse tocar. Todo parece ir bien hasta que entra en escena Laila, una ex sumisa de  Grey, sumida en la locura.

En primer lugar, como siempre, este libro tiene cosas buenas y malas. La historia podría haber sido fantástica e impactante (Al más puro estilo J.R. Ward) ya que los elementos daban juego para ello, pero no, nada de eso: Laila podría haber sido una baza para darle vida a la historia, una ex retorcida y cruel, con su deje de locura, apareciendo de forma esporádica complicando la vida de Ana a la par que de Christian. 
¡Pero no! Una mera escena de ella colándose en el apartamento de Grey y la escena en la que finalmente es atrapada y llevada ante el Doctor Flynn. James, danos vida, que la trama no ha de limitarse al sexo por el sexo. 
Como ya he mencionado, este libro esta plagado de momentos a los que se les podría sacar mucho mucho jugo, me impactó bastante la pérdida de control de Christian que nos lleva a conocer la faceta sumisa de este, pero claro, con un beso y un refrote sobre el suelo todo vuelve a la normalidad y todos son felices. 

Modestamente y viendo como se desarrolla la trama, a esta mujer le falla la concepción temporal y la concepción psicológica de los personajes: No todo se arregla con un polvo ni tampoco en tres días o en pocos minutos, por favor. Creo que si se tuviera en cuenta esto la novela mejoraría en riqueza, y con creces. 

Y hablando de los personajes: No soporto a Anastasia, y cada vez menos. En la primera novela tenía su gracia, con su subconsciente y la diosa que lleva dentro, pero maja, ya cansa, sobre todo con las constantes apariciones y comentarios. Su forma de actuar en múltiples ocasiones es irracional, infantil y caprichosa, no es, para nada, una heroína carismática. Ana, querida, menos morderte el labio y más pensar un poco, que te hace falta.
Christian, igualmente, tan complejo con sus cincuenta sombras, es más plano que una tabla; y para un momento que deja ver un vestigio de humanidad, va la autora y mete la pata. El hombre que lo tiene todo, pero que hace suspirar a las lectoras por su pasado trágico. 

En su defensa, la historia es rápida de leer aunque no pase nada, las descripciones de escenas eróticas están bien, pero el hecho de que sea en primera persona resta carisma (Es que la odio). Para desconectar un rato no es una mala lectura, pero hablándolo con una amiga veces y veces, libros de esta temática los hay a cientos (Y los que están saliendo ahora), sólo que este ha tenido la suerte de generar un fenómeno fan.

2 de 5 

1 comentario:

Azahara López dijo...

Yo aún le hubiera dado menos nota, María... :)