jueves, 10 de enero de 2013

Reseña: Rubí

De la mano de

Título: Rubí
Autor: Kerstin Gier
Editorial: Montena
Año de publicación: 2010
Páginas: 320
ISBN: 8484416666
Precio: 17,95€

"Vivir en una familia cargada de secretos no es fácil, o al menos eso piensa Gwendolyn Sheperd. Y es que en su casa -unimponente palacio situado en pleno corazón de Londres- nada ni nadie es del todo "normal": empezando por su excéntrica(¡y cotilla!) tía abuela Maddy, que tiene extrañas visiones, pasando por Lucy, que se escapó de casa hace 17 años sin dejar rastro alguno... Y para acabar, también está Charlotte, su encantadora y (rabiosamente) perfecta prima, quien, según parece,ha heredado un extraño gen familiar que le permitirá viajar en el tiempo.Pero un día Gwen se encuentra de pronto en el Londres del penúltimo cambio de siglo y comprende que el mayor secreto de su familia es ¡ella misma! Para protegerla, su madre trató de ocultarle todas las pruebas, pero en realidad ella es la última viajera en el tiempo y tiene una importante misión que cumplir. ¡Horror!: ahora Gwen está en el ojo del huracán y parece que todo el mundo tiene un montón de advertencias que hacerle. En cambio, nadie va a decirle lo más importante: es mejor no enamorarse mientras se viaja de una época a otra, porque eso puede complicar terriblemente las cosas?"

OPINIÓN PERSONAL

Este ha sido uno de esos libros que me he vuelto loca buscando, hasta que dio la casualidad de que se encontraba entre los estantes de la Biblioteca de Zaragoza, por lo que no pude evitar llevármelo. Una vez que cayó en mis manos, entre esta novela y yo ha surgido una relación tormentosa, me explico: Al principio, empecé a devorarlo con ansia y entusiasmo debido a las maravillas que había leído en otros blogs, pero sobrepasé las 100 páginas y apenas pasaba nada que no se viera venir a cuatro (O más leguas), lo dejé, y, tras renovarlo (Dichosos plazos de entrega), lo volví a coger con más ganas.

He de decir que en cuanto al argumento, considero este libro como la introducción a los dos siguientes (Zafiro está en proceso de ser leído) que conforman la saga, teniendo en cuenta esto, he decidido seguir con la segunda entrega y con una pizca de esperanza para que empiece la auténtica acción. Bien es verdad que resulta un tanto predecible en cuanto te pones a pensar un poco las cosas que nos plantea la autora, pero resulta una lectura amena que atenta contra la paciencia del lector. No esperéis grandes emociones porque no las vais a encontrar. Lo que si que me parece original es el universo de los viajeros en el tiempo y todas las complicaciones y normas que eso conlleva, no todo iban a ser facilidades para nuestra protagonista.

En cuanto a los personajes, típicos: Alumna de instituto normal y corriente con una prima perfecta y prácticamente perfecta en todo y un muchacho de media melena y ojitos verdes que la adora en secreto pero se muestra como un petardo mandón.  Si le añadimos el ingrediente de viajar en el tiempo, la cosa se complica un poco, y si profundizamos, en las siguientes entregas espero, puede salir bastante pimienta. Un aspecto que no me ha gustado ha sido el repentino final cuando afloran los sentimientos y ocurre lo inevitable (No voy a spoilear más de lo necesario) que me parece precipitado y un tanto increíble, pero bueno, cosas de la narración en primera persona.

En fin, no voy a juzgar mucho más, ya hablaremos cuando caigan los siguientes. 

3 de 5

jueves, 10 de enero de 2013

Reseña: Rubí

De la mano de

Título: Rubí
Autor: Kerstin Gier
Editorial: Montena
Año de publicación: 2010
Páginas: 320
ISBN: 8484416666
Precio: 17,95€

"Vivir en una familia cargada de secretos no es fácil, o al menos eso piensa Gwendolyn Sheperd. Y es que en su casa -unimponente palacio situado en pleno corazón de Londres- nada ni nadie es del todo "normal": empezando por su excéntrica(¡y cotilla!) tía abuela Maddy, que tiene extrañas visiones, pasando por Lucy, que se escapó de casa hace 17 años sin dejar rastro alguno... Y para acabar, también está Charlotte, su encantadora y (rabiosamente) perfecta prima, quien, según parece,ha heredado un extraño gen familiar que le permitirá viajar en el tiempo.Pero un día Gwen se encuentra de pronto en el Londres del penúltimo cambio de siglo y comprende que el mayor secreto de su familia es ¡ella misma! Para protegerla, su madre trató de ocultarle todas las pruebas, pero en realidad ella es la última viajera en el tiempo y tiene una importante misión que cumplir. ¡Horror!: ahora Gwen está en el ojo del huracán y parece que todo el mundo tiene un montón de advertencias que hacerle. En cambio, nadie va a decirle lo más importante: es mejor no enamorarse mientras se viaja de una época a otra, porque eso puede complicar terriblemente las cosas?"

OPINIÓN PERSONAL

Este ha sido uno de esos libros que me he vuelto loca buscando, hasta que dio la casualidad de que se encontraba entre los estantes de la Biblioteca de Zaragoza, por lo que no pude evitar llevármelo. Una vez que cayó en mis manos, entre esta novela y yo ha surgido una relación tormentosa, me explico: Al principio, empecé a devorarlo con ansia y entusiasmo debido a las maravillas que había leído en otros blogs, pero sobrepasé las 100 páginas y apenas pasaba nada que no se viera venir a cuatro (O más leguas), lo dejé, y, tras renovarlo (Dichosos plazos de entrega), lo volví a coger con más ganas.

He de decir que en cuanto al argumento, considero este libro como la introducción a los dos siguientes (Zafiro está en proceso de ser leído) que conforman la saga, teniendo en cuenta esto, he decidido seguir con la segunda entrega y con una pizca de esperanza para que empiece la auténtica acción. Bien es verdad que resulta un tanto predecible en cuanto te pones a pensar un poco las cosas que nos plantea la autora, pero resulta una lectura amena que atenta contra la paciencia del lector. No esperéis grandes emociones porque no las vais a encontrar. Lo que si que me parece original es el universo de los viajeros en el tiempo y todas las complicaciones y normas que eso conlleva, no todo iban a ser facilidades para nuestra protagonista.

En cuanto a los personajes, típicos: Alumna de instituto normal y corriente con una prima perfecta y prácticamente perfecta en todo y un muchacho de media melena y ojitos verdes que la adora en secreto pero se muestra como un petardo mandón.  Si le añadimos el ingrediente de viajar en el tiempo, la cosa se complica un poco, y si profundizamos, en las siguientes entregas espero, puede salir bastante pimienta. Un aspecto que no me ha gustado ha sido el repentino final cuando afloran los sentimientos y ocurre lo inevitable (No voy a spoilear más de lo necesario) que me parece precipitado y un tanto increíble, pero bueno, cosas de la narración en primera persona.

En fin, no voy a juzgar mucho más, ya hablaremos cuando caigan los siguientes. 

3 de 5