martes, 11 de diciembre de 2012

Reseña: Fiebre

De la mano de


Título: Fiebre
Autor: Lauren Destefano
Editorial: Puck
Año de publicación: 2012
Páginas: 351
ISBN: 9788496886285
Precio: 15 €

"Con la ayuda de Gabriel, Rhine ha logrado escapar de la mansión y del terrible destino que la aguardaba en Efímera. Pero en el exterior se encuentran con un mundo incluso más aterradador que el que dejaron atrás. Entre los peligros que los aguardan, caen en un burdel dirigido por una cruel y demente tirana. Una vez más, Rhine debe hacerse pasar por una chica dócil mientras planea su escape. Los dos están decididos a llegar a Manhattan, donde tal vez puedan encontrar la paz viviendo con Rowan, el hermano mellizo de Rhine. Pero el camino es largo y peligroso, y además deben eludir los intentos de Vaughn, el suegro de Rhine, de regresarla a la mansión cueste lo que cueste. Y en un mundo donde las mujeres viven hasta los veinte años y los hombres hasta los veinticinco, el tiempo vale mucho más que oro."

OPINIÓN PERSONAL

Podría describir este libro con una sola palabra: Crudo. Como ya comentaré a lo largo de la reseña, en este caso la trama toma un giro radical pasando de los maravillosos escenarios de la mansión de Linden a la pobreza de las calles, y realmente parece que Rhine y Gabriel tienen un ojo estupendo (Sarcásticamente hablando) para adentrarse en los mejores parajes conocidos. 

En este caso, la historia se centra en las aventuras de Gabriel y Rhine una vez que han conseguido escapar de la mansión; en un primer momento van a ir a parar al burdel de la Madame, donde Rhine tomará el nombre de Vara de Oro y se sumergirá en un mundo donde la intimidad apenas existe y todas aquellas personas que la rodean están constantemente colocadas con una sustancia conocida como la sangra de ángel, a partir de este momento, nuestra protagonista se verá sumergida y formando parte de este escenario, dejando correr el tiempo, hasta que consiga escapar gracias a Lila, la única prostituta que parece conservar un ápice de conciencia. Esta es una mera parte de la trama ya que no me gustaría desvelar todo el recorrido que llevan a cabo los protagonistas.

En cuanto a la trama, denota un cambio bastante importante en relación con la primera entrega de esta saga: La realidad resulta horrible a la par que repugnante en más de una ocasión y Destefano no se priva de describir todo aquello que pasa por los ojos de Rhine. La parte del burdel me parece que tiene cierto toque grotesco y decadente, un escenario muy pintoresco, y aunque también un tanto desagradable, mucho más llevadero que lo que viene a continuación, es decir, un aluvión de ensoñaciones por parte de Rhine, alucinaciones, vómitos y sangre, pues la última parte del libro básicamente nos presenta una Rhine sumergida en el efecto de las drogas y los medicamentos, enferma y moribunda, y como ya he mencionado, la narración no se priva de detalles. Da la impresión de que la historia no avanza ya que estamos constantemente "disfrutando" de las visiones de la protagonista sin tener ninguna noción de lo que ocurre a su alrededor.

En cuanto a los personajes: La protagonista sigue en su línea, aunque en este caso está perdida en un mundo dado por su estado enfermizo, las penurias por las que pasa y una buena dosis de drogas. Gabriel ha sido el que más me ha sorprendido, igualmente, se convierte en un adicto a la sangre de ángel y se pasa la mayor parte de la trama sufriendo el mono y comportándose de forma arisca y cambiante. La relación, supuestamente amorosa entre ambos, resulta de lo más aleatoria, ya que tan pronto están bien como alguno de los dos se comporta mal o tiene una contestación que no corresponde. Los secundarios, cada uno es tratado a su manera, por consiguiente resultan variados y cada uno se corresponde con su contexto; destacar, por ejemplo, a Loquilla, personaje a la que la autora precisamente no trata muy allá.

En resumidas cuentas, se trata de un libro de transición en el que abundan las escenas desagradables y que precisamente no te deja muy buen cuerpo a lo largo de su lectura. He acabado un poco harta de leer sobre muertos, sangre y de presenciar escenas de vomitonas de la protagonista. En su favor decir que al final se resuelven algunos interrogantes al igual que la situación queda en un punto bastante interesante, esperemos que en la tercera entrega se solventen estos problemas. 

2 de 5

martes, 11 de diciembre de 2012

Reseña: Fiebre

De la mano de


Título: Fiebre
Autor: Lauren Destefano
Editorial: Puck
Año de publicación: 2012
Páginas: 351
ISBN: 9788496886285
Precio: 15 €

"Con la ayuda de Gabriel, Rhine ha logrado escapar de la mansión y del terrible destino que la aguardaba en Efímera. Pero en el exterior se encuentran con un mundo incluso más aterradador que el que dejaron atrás. Entre los peligros que los aguardan, caen en un burdel dirigido por una cruel y demente tirana. Una vez más, Rhine debe hacerse pasar por una chica dócil mientras planea su escape. Los dos están decididos a llegar a Manhattan, donde tal vez puedan encontrar la paz viviendo con Rowan, el hermano mellizo de Rhine. Pero el camino es largo y peligroso, y además deben eludir los intentos de Vaughn, el suegro de Rhine, de regresarla a la mansión cueste lo que cueste. Y en un mundo donde las mujeres viven hasta los veinte años y los hombres hasta los veinticinco, el tiempo vale mucho más que oro."

OPINIÓN PERSONAL

Podría describir este libro con una sola palabra: Crudo. Como ya comentaré a lo largo de la reseña, en este caso la trama toma un giro radical pasando de los maravillosos escenarios de la mansión de Linden a la pobreza de las calles, y realmente parece que Rhine y Gabriel tienen un ojo estupendo (Sarcásticamente hablando) para adentrarse en los mejores parajes conocidos. 

En este caso, la historia se centra en las aventuras de Gabriel y Rhine una vez que han conseguido escapar de la mansión; en un primer momento van a ir a parar al burdel de la Madame, donde Rhine tomará el nombre de Vara de Oro y se sumergirá en un mundo donde la intimidad apenas existe y todas aquellas personas que la rodean están constantemente colocadas con una sustancia conocida como la sangra de ángel, a partir de este momento, nuestra protagonista se verá sumergida y formando parte de este escenario, dejando correr el tiempo, hasta que consiga escapar gracias a Lila, la única prostituta que parece conservar un ápice de conciencia. Esta es una mera parte de la trama ya que no me gustaría desvelar todo el recorrido que llevan a cabo los protagonistas.

En cuanto a la trama, denota un cambio bastante importante en relación con la primera entrega de esta saga: La realidad resulta horrible a la par que repugnante en más de una ocasión y Destefano no se priva de describir todo aquello que pasa por los ojos de Rhine. La parte del burdel me parece que tiene cierto toque grotesco y decadente, un escenario muy pintoresco, y aunque también un tanto desagradable, mucho más llevadero que lo que viene a continuación, es decir, un aluvión de ensoñaciones por parte de Rhine, alucinaciones, vómitos y sangre, pues la última parte del libro básicamente nos presenta una Rhine sumergida en el efecto de las drogas y los medicamentos, enferma y moribunda, y como ya he mencionado, la narración no se priva de detalles. Da la impresión de que la historia no avanza ya que estamos constantemente "disfrutando" de las visiones de la protagonista sin tener ninguna noción de lo que ocurre a su alrededor.

En cuanto a los personajes: La protagonista sigue en su línea, aunque en este caso está perdida en un mundo dado por su estado enfermizo, las penurias por las que pasa y una buena dosis de drogas. Gabriel ha sido el que más me ha sorprendido, igualmente, se convierte en un adicto a la sangre de ángel y se pasa la mayor parte de la trama sufriendo el mono y comportándose de forma arisca y cambiante. La relación, supuestamente amorosa entre ambos, resulta de lo más aleatoria, ya que tan pronto están bien como alguno de los dos se comporta mal o tiene una contestación que no corresponde. Los secundarios, cada uno es tratado a su manera, por consiguiente resultan variados y cada uno se corresponde con su contexto; destacar, por ejemplo, a Loquilla, personaje a la que la autora precisamente no trata muy allá.

En resumidas cuentas, se trata de un libro de transición en el que abundan las escenas desagradables y que precisamente no te deja muy buen cuerpo a lo largo de su lectura. He acabado un poco harta de leer sobre muertos, sangre y de presenciar escenas de vomitonas de la protagonista. En su favor decir que al final se resuelven algunos interrogantes al igual que la situación queda en un punto bastante interesante, esperemos que en la tercera entrega se solventen estos problemas. 

2 de 5